¿Quién dijo que estaba todo perdido?

Compartir en:
En un contexto donde la pandemia del Coronavirus atraviesa todos los estamentos sociales, Teresa Martelli, Felipe Granillo Fernández y Facundo Sosa crearon Sumate LP para dar una mano a los que menos tienen.

La estrepitosa caída de la economía mundial ya no es noticia, como tampoco que los que menos tienen son los que más están sufriendo. Es por ello que este grupo de amigos decidió no quedarse de brazos cruzados e impulsar esta iniciativa llevando elementos de limpieza, ropa, pero principalmente viandas de comida, a los barrios populares de La Plata que tanta ayuda necesitan.

“La idea de que cada uno cocine desde su casa, sin tener que moverse resultó y la recepción es muy buena ya que nos escriben todo el tiempo para sumarse. Esto creció muchísimo gracias a la voluntad permanente de la gente de colaborar y ayudar a quienes la están pasando muy mal en este momento”, manifiestan desde Sumate LP con alegría al ver la solidaridad de cada voluntario. Además quien quiera aportar su granito de arena lo puede hacer: “Cocinando, donando dinero para bandejas o alimentos, o sumándose a la distribución de las viandas los días de entrega, son buenas maneras de colaborar con nosotros y con la ayuda que estamos dando”.

Con la entrega de casi 30 mil viandas, lo que es cerca de 15 toneladas de alimentos, se ha podido alivianar la situación de distintos puntos de la ciudad como lo son el Barrio Nuevo (comedor de Lili o La 14, en el Mercadito), Altos de San Lorenzo (Comedor Siempre Los Niños), Barrio Santana (Armar), Gorina (La Boyera) y Berisso (barrios Villa Nueva y Villa Argüello), desde el comienzo de la iniciativa a principios de abril.

También fueron entregadas 7400 kilos entre alimentos secos, frutas, verduras, carnes, 1100 litros correspondientes a lavandina, alcohol y aceite para coicnar, y 6200 unidades de jabones y espirales, principalmente, que también han sido destinados a barrios como el de Malvinas Argentinas y Villa Alba, gracias al Fondo Solidario de Fiscalia de Estado (formado por aportes de sus empleados) y de las donaciones hechas por voluntarios de SumateLP. Además desde el comienzo ya fueron donados 300 bolsones de ropa clasificados por sexo y edad.

Consultados por la continuidad de este movimiento, los integrantes de Sumate LP no dudaron en afirmar que “Mientras dure el aislamiento creemos que esto va a seguir funcionando de este modo, porque sigue creciendo. Ya empezamos a organizar una colecta de juguetes para el día del niño y también una colecta de sangre, en coordinación con el Banco de Sangre y respetando todas las medidas de prevención y cuidado correspondientes”.

“Pensando más a futuro, sabemos que cuando el aislamiento termine va a ser difícil para muchos continuar trabajando de esta forma, por eso estamos meditando cómo organizarnos para seguir con Sumate LP, porque tanto la responsabilidad y voluntad de ayudar a quien lo necesite, y la necesidad, las dos caras de esta moneda, van a seguir estando”.

El crecimiento exponencial de las voluntades no cesa ya que “en estos días se empezaron a involucrar mucho el Rotary y el Club Los Tilos que tiene un área social con trayectoria y siempre muy activa, así que esperamos que el número de voluntarios siga creciendo. Muchos nos agradecen la posibilidad de ayudar que Sumate LP dando muestras de las ganas y la responsabilidad con la que se está llevando adelante”.

En cuanto al equipo de trabajo se destacaron “las presencias de algunos voluntarios como María Eugenia Fernández que cocina todos los fines de semana, pero se ocupa también de las redes, junto con otra voluntaria, Florencia Aprá, que se sumó de la misma forma. Federico Castilla, que cocina, se encarga de la logística de bandejas en La Plata y nos acercó al club Los Tilos. Y Pilar Chiaramondía es la diseñadora gráfica del grupo”.

Además los encargados de la iniciativa valoran el enorme esfuerzo de todos los voluntarios que volvieron ayudar pero fundamentalmente de aquellos que "nunca se detuvieron, que están haciendo un trabajo gigante, como Carolina Lucesole y su equipo de Mora Gourmet, que cocinan todos los fines de semana en gran cantidad (llevan casi 1000 viandas entregadas). Pero es sólo un ejemplo, somos muchos, todos con ganas y eso es lo importante y lo que genera un buen resultado”.

Con la llegada del Coronavirus y todo lo que dicha pandemia acarreó consigo, se agudizó la situación de los que menos tienen, pero este grupo de amigos y todos los voluntarios que se fueron sumando desde el comienzo a la fecha, dieron muestra de que nada está perdido.

Para poder dar una mano, desde el lado que quieras, podes encontrarlos como Sumate LP en Facebook e Instagram, como así también con los teléfonos 221-617-3537 (Facundo Sosa); 221-575-2929 (Felipe Granillo Fernández;  o 221-591-8962 (Teresa Martelli)