“A los trabajadores siempre nos quieren socializar la miseria”

Compartir en:
Horacio Acuña, referente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) seccional La Matanza, opinó sobre la situación actual de los trabajadores metalúrgicos, la lucha por mejorar el sistema de salud y evitar que muchos empresarios recorten derechos a la clase trabajadora.

 

En referencia, a cómo está atravesando la situación el trabajador metalúrgico, analizó que es “una situación inédita y compleja, estamos observando no solo los distintos conflictos actuales, sino también el escenario pos cuarentena”.

Y detalló que entre las problemáticas actuales del sector, se encuentra que “hay empresas que no abonan en termino los sueldos, otras que hacen malas interpretaciones del termino de tareas esenciales o exceptuadas, otras que suspenden unilateralmente, o despiden como el caso del oligopolio Acindar, un monstruo que ha acumulado riquezas a lo largo de las últimas décadas, no solo por la producción, sino favorecido por el dólar y la bolsa de valores, y ahora extorsiona a sus trabajadores para que acepten suspensiones, y ante la negativa, despiden y rebajan salarios”.

Con respecto a la situación de las PyMEs que manifiestan no saber si van a poder continuar, el sindicalista marcó: “Estamos conscientes de ello y la verdad por otra parte hay una gran cantidad de empresarios responsables y por ello es importante acompañar iniciativas que permitan la continuidad productiva, sin afectar los salarios de nuestros compañeros. Así como se flexibilizo las cargas fiscales, se tiene que analizar la condonación de impuestos y tasas, como así también los servicios, durante la cuarentena”.

En cuanto a las diferencias que se han marcado entre la UOM Nacional, y la seccional la Matanza, opinó que es importante “plantear, debatir, votar las ideas y proyectos internamente en las estructuras, congreso de delegados, consejo directivo, sin necesidad de farandulear”.

“A lo largo de los años la experiencia me ha demostrado que algunos se parecen al “tero” ponen huevos en un lado y cantan en otro. Ahora las condiciones en que se encuentra la atención de la salud de los metalúrgicos en la Matanza, es paupérrima, en todo caso se agravo los últimos tiempos, pero ya veníamos con problemas anteriormente, sin ser autorreferencial, pero a principios de este año envíe cartas documentos a la empresa “Basa” y responsable directa de la atención en nuestras clínicas y a la obra social, por no entregar medicación, retirar servicios esenciales como guardia pediátrica”, recordó.

“Es realmente grave como una empresa creció en La Matanza comprando clínicas, consultorios, centros de Día, a costa de nuestros aportes, y los afiliados metalúrgicos vemos cada vez más deteriorado los servicios propios”, agregó.

Finalmente, sostuvo que “son tiempos difíciles, donde debemos conservar los puestos de trabajo, no permitir que se nos recorte los derechos, y no olvidar que hay que plantear la discusión paritaria, ya que nuestros salarios se deterioraron mucho más, y para ello hace falta dirigentes con convicción y experiencias para conducir como piloto de tormenta esta crisis”.