“Garro y su equipo se fueron a dormir y la gente no llega a comer”

Compartir en:
La edil del Frente Renovador Peronista Virginia Rodríguez presentó ante el Cuerpo Deliberativo, una solicitud tendiente a incrementar en un 30% las partidas destinadas al programa “Un vaso de leche”.

 

También se busca aumentar en similar porcentaje los montos destinados a la carga de tarjetas alimentarias, medidas que se complementarían con una mayor distribución de la mercadería que se destina mensualmente a comedores comunitarios y merenderos.

La propuesta fue elaborada en conjunto con los ediles Lorena Riesgo, Luciano Sanguinetti, Norberto Gómez, tras un encuentro mantenido con representantes de organizaciones sociales de nuestra ciudad.

El pedido se enmarca en la situación de crisis económica que padece nuestra región, en consonancia con los altos niveles de pobreza e indigencia dados a conocer por el INDEC a nivel nacional. Al respecto, la edil massista remarcó: “Este gobierno, en todos sus órdenes (nacional, provincial y municipal) asumió prometiendo “Pobreza Cero”, y transitará la etapa final de su mandato con el índice de pobreza más alto de los últimos 17 años. Macri incluso llegó a decir que quería que su gobierno fuera evaluado al cabo de su gestión por su capacidad para reducir la pobreza en la Argentina; a poco más de dos meses de finalizar su gestión, no solo no la redujo si no que la multiplicó”.

Ante este panorama, Virginia Rodríguez sostuvo: “los datos que difunde el INDEC evidencian una clara situación de vulnerabilidad y riesgo, con un gran porcentaje de barrios y familias en situación de pobreza, de extrema fragilidad en cuanto a nutrición y acceso a los alimentos básicos para el desarrollo psicomotriz, sobre todo de los niños. Todas las previsiones económicas para el corriente año son desalentadoras, siempre que no se asuman políticas para revertir esta situación. Sabemos que no es la idea de este Gobierno, que viene utilizando la ecuación ajustar para crecer, cuando desde nuestro lugar proponemos precisamente lo contrario. Mientras tanto, vemos cómo detrás de las cifras frías videnciamos hambre, preocupación, falta de trabajo y necesidades básicas insatisfechas al extremo”.

La representante massista en el HCD local agregó: “nuestra ciudad no escapa a las generalidades de una crisis producida por políticas económicas que han privilegiado a los sectores concentrados de la economía, dejando de lado a las Pymes, a los productores locales, resintiendo un tejido social que ya no soporta más tanto ajuste. Las tarjetas alimentarias, los programas sociales, debieran estar destinadas al mejoramiento en las condiciones de nutrición, crecimiento y desarrollo infantil, facilitando el acceso a los alimentos de la canasta básica. Hoy por hoy eso no sucede porque los montos son irrisorios, y no se le puede pedir a la gente que coma los primeros 10 días del mes y luego no”.

Por eso resulta imperioso entender el concepto de “Emergencia” y actuar en consecuencia. El Intendente debería tener todas las áreas sociales dispuestas a dar respuestas rápida a la necesidad alimentaria de nuestra población; por ello es que solicitamos a la Presidencia del Concejo Deliberante, tenga a bien requerir la presencia del Secretario de Seguridad Social Raúl Cadáa ante nuestro cuerpo, a fin de que nos explique cuáles son las medidas concretas adoptadas en función de la Emergencia Alimentaria actual.