“Hay padres que evitan una comida para que sus hijos puedan comer”

Compartir en:
Así lo afirmó un estudio que realizó un grupo de profesionales vinculados al ex juez Luis Arias, través de entrevistas personales a grupos familiares habitantes de 10 casas seleccionadas al azar en las proximidades de la esquina de las calles 18 y 80.

 

Mientras en el país se discute la Ley de Emergencia Alimentaria, con cruces entre la dirigencia de Cambiemos y de la oposición, resuenan los comentarios de funcionarios negando la existencia de hambre en Argentina. En el barrio de Altos de San Lorenzo un grupo de profesionales vinculados al ex juez Luis Arias, realizó un estudio de caso sobre la situación alimentaria en la zona.

Los resultados que arrojó ese muestreo indican una situación alimentaria precaria donde la población adulta consultada, evita al menos una comida en función de permitir que sus hijos o nietos puedan comer más. El valor nutricional de la dieta es bajo por su bajo contenido proteico y vitamínico. Las cuatro comidas recomendadas no se cumplen en la generalidad de los casos y la dieta es rica en carbohidratos, con escasa ingesta de carnes, verduras o lácteos.

Consultado por la situación observada en ese barrio, Nicolás Ramos afirmó “a 10 cuadras de la última luz led anunciada por el gobierno de Julio Garro, verificamos casos de desnutrición grado 1 y diversos tipos de malnutrición. Las dependencias del estado como las unidades sanitarias no pueden hacer más que verificar la situación, ya que no cuentan con insumos ni disponibilidad de lácteos para los niños, las copas de leche y comedores están superpoblados y no cuentan con los suministros suficientes para dar respuesta, en calidad y cantidad, a la demanda”.

Otro elemento que se tuvo en cuenta en el estudio fue la situación laboral en los grupos familiares, y se constata que la precariedad laboral, la desocupación y los despidos recientes se relacionan con la situación alimentaria descripta.

“Es necesaria una urgente respuesta del estado municipal, brindando alimento con valor nutricional como carnes, verduras y lácteos tanto a comedores como a todas las dependencias municipales a fin de mitigar esta crítica situación, al tiempo que se desarrolle una importante política de generación de empleo con, por ejemplo, cooperativas de trabajo que se enfoquen en el mejoramiento de calles, colocación de luminaria y garantizar la recolección de residuos en la zona y así dar respuesta a todos los reclamos de los vecinos de la zona”, finalizó Ramos.