“Los laboratorios nacionales pierden la posibilidad de hacer genéricos”

Compartir en:
En Post Político Radio (FM Rockers 103.9 de lunes a viernes de 14 a 15) conversamos con la farmacéutica Patricia Rivadulla sobre la resolución 56, realizada por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, que permite a los laboratorios extranjeros obtener patentes nacionales, perjudicando a los laboratorios locales y en detrimento de la industrial argentina.

En Post Político Radio (FM Rockers 103.9 de lunes a viernes de 14 a 15) conversamos con la farmacéutica Patricia Rivadulla sobre la resolución 56, realizada por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, que permite a los laboratorios extranjeros obtener patentes nacionales, perjudicando a los laboratorios locales y en detrimento de la industrial argentina.

“La resolución 56 es una resolución que se viene trabajando desde enero con idas y vueltas porque las industrias de medicamento local trato de intervenir para que esta resolución no saliera”. Comenzó explicando la dueña de la farmacia de Plaza Azcuenaga (19 y 44). No obstante con preocupación siguió precisando “Los laboratorios nacionales pierden la posibilidad de tener genéricos o realizar copias a precio nacional para que sea más barato que el líder. Es muy serio para la industria nacional”.

Además siguió explicando “El medicamento que se invente en otro lugar del mundo va a venir a la Argentina y realizará un tramite de patentamiento minimo que durará aproximadamente 60 días para la evaluación de la patente y la instrumentación del medicamento en el mercado local”. “Este tema de las patentes nuevas hace mayor hincapié en los medicamentos de alto costo, aquellos que se utilizan por ejemplo en patologías oncológicas, entre otras. Tiene mayor interés sobre estos, porque son los que mas rentabilidad tienen” expresó Rivadulla.

Para la farmacéutica esta medida se verá reflejada en el poder adquisitivo del paciente ya que “Afecta la posibilidad de copiar por parte de los laboratorios nacionales para poder intervenir en el mercado y de esa manera desarrollar más oferta de medicamentos y a precios más competitivo, tanto para el bolsillo del paciente, como para las obras sociales también” contó con preocupación.

Según Patricia “Desde el sector farmacéutico la solución que nosotros podemos dar es mínima, mas que tratar de seguir sosteniendo el medicamento genérico y buscándole otras alternativas al paciente”. Pero también mencionó que las obras sociales deberán hacer algo al respecto “Porque se verán también perjudicadas tanto ellos como sus trabajadores y afiliados. Parte de la industria local sostenía, entre otras, a PAMI con un convenio muy especifico y a partir de que se tensa la situación se quiebra la relación entre ambas”