126 razones para seguir luchando

Compartir en:
El Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó la identidad de la nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo. Su madre fue secuestrada por la última dictadura cívico eclesiástico militar cuando tenía tan sólo 23 años y 7 meses de embarazo a fines del ’76. Por Agustina Andrade, especial para Post Politico

 

 

El Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó la identidad de la nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo. Su madre fue secuestrada por la última dictadura cívico eclesiástico militar cuando tenía tan sólo 23 años y 7 meses de embarazo a fines del ’76.

La nieta encontrada el lunes por las Abuelas de Plaza de Mayo es hija de Violeta Graciela Ortolani y Edgardo Garnier, ambos militantes desaparecidos en el último golpe. Nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1953 y, hasta el día de hoy no sabía su verdadera identidad. “Se me completó la vida” afirmó emocionada en la conferencia de prensa de Abuelas. “Tengo una abuela, y es hermosa, no lo puedo creer, con 40 años tengo una abuela y ayer pude hablar con ella” continuó.

“Recibió la noticia con enorme felicidad e inmediatamente concurrió a Abuelas para encontrarse con su familia y compañeros de militancia de sus padres” Contó Estela de Carlotto. “Este caso vuelve a demostrar la importancia de quienes tienen algún posible hijo de desaparecidos hablen con él o con ella y nos acerquen esa información, lejos de causarles daño, les ayudarán a vivir en la libertad que solo ofrece la verdad” siguió.

Tras 40 años de búsqueda incansable, no podrán vencer la lucha de un pueblo que sigue de pie a pesar de los intentos de ocultad la verdad de nuestra historia. Esta noticia representa la esperanza de que la fuerza de Madres y Abuelas bajo ningún contexto será en vano.