Buscan aprobar el debate obligatorio

Compartir en:
Los distintos bloques trabajan contra reloj para que el proyecto se apruebe antes de las elecciones de octubre.

Los distintos bloques de la Cámara baja trabajan contra reloj para que el proyecto, que obliga a los candidatos presidenciales a debatir, se transforme en ley antes de las elecciones generales de octubre.

El diputado del Frente para la Victoria, Juan Manuel Pedrini, aseguró que la iniciativa debería ser tratada en el recinto de Diputados en el transcurso de agosto para, luego, pasar al Senado, donde debería ser debatida “a principios de septiembre para poder llegar a estas elecciones”.

“Soy optimista; creo que vamos a llegar con la ley aprobada para estas elecciones”, aseveró el legislador que forma parte del grupo de diputados de distintas bancadas que trabajó en la redacción de un proyecto consensuado en el marco de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

De todas maneras, aclaró que pese a la buena predisposición de los bloques para avanzar en una normativa en este sentido, todo “dependerá de los tiempos parlamentarios”.

En ese marco, detalló que el texto consensuado prevé como sanción a los candidatos que no participen del debate o bien “una reducción importante” de los espacios de publicidad que la ley prevé para los partidos políticos en el marco de las campañas “o dejar ese espacio pero con una leyenda que aclare que el candidato se negó a debatir”.

“Hay consenso en que el debate se pueda realizar en cualquier lugar de la Argentina y en un espacio público, como puede ser una universidad, alguna sede gubernamental del interior” para evitar que “alguna gran cadena hotelera saque provecho” puntualizó el diputado.

Pedrini, por último, consignó que la iniciativa consensuada también plantea que el debate sea transmitido “a través de la Televisión Pública y que puedan adherir los canales privados que quieran hacerlo”, y concluyó que aún “se está analizando si se utiliza la cadena nacional”.