Capacitaciones virtuales para personas privadas de libertad

Compartir en:
El Servicio Penintenciario Bonaerense, en conjunto con Njambre, una organización que ofrece capacitaciones de emprendedurismo, desarrollan la iniciativa en la Unidad 40 Lomas de Zamora, 47 San Martín, 50 Batán y también se incorporán los que cumplen la prisión domiciliaria

 

Con el objetivo de continuar con las capacitaciones que se brindan a los privados de libertad en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) comenzó a dictarse el curso virtual “Cómo emprender con impacto” del que participan hombres y mujeres de las Unidades 40 Lomas de Zamora, 47 San Martín y 50 Batán, mientras que avanza el proyecto para incorporar a los que se encuentran bajo arresto domiciliario.

Se trata de un programa que acerca todos los aprendizajes de Njambre, una entidad que capacita a emprendedores, sobre la creación y el desarrollo de empresas de impacto.

Bajo la premisa “Sabemos que si desde una empresa nos proponemos transformar una realidad social o ambiental, es posible generar cambios significativos en la vida de las personas”, el curso se lleva a cabo en el SPB, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

El contenido se presenta en capítulos, con videos, textos interactivos e infografías, y los privados de libertad recorren los temas relevantes para un emprendedor: qué modelos de empresas existen y cuáles son las etapas que atraviesan, cómo descubrir una oportunidad de impacto y crear un modelo de negocio, cómo armar el equipo y gestionar la gobernanza, qué recursos convienen y cómo medir el impacto.

El material está disponible en la web y también se puede descargar por lo que permite trabajar de manera completamente autogestiva y que cada uno lo pueda realizar a su ritmo, con sus tiempos y sus recursos y luego se les otorgará un certificado por haber completado el curso estimado en un mes de duración.

“El proyecto surgió a raíz de la situación de cuarentena, y a los fines de poder continuar con las capacitaciones y adaptarnos de manera activa a la realidad. Por el momento se está llevando a cabo en las Unidades 40, 47 y 50; y como proyecto muy avanzado a los internos que se encuentran bajo arresto domiciliario” explicó Marcos Di Lorenzo, director de Promoción e Inclusión Socio laboral, dependiente de la Subdirección General de Trabajo Penitenciario y la Dirección General de Asistencia y Tratamiento.

La iniciativa se implementa en conjunto con Njambre, una organización que ofrece capacitaciones de emprendedurismo, formación laboral, innovación social, con el objetivo de crear y escalar empresas, gestionar negocios que generan transformación. En este sentido, Milagro Pereyra Iraola, directora ejecutiva de Njambre, expresó: “El objetivo entre los penales y nosotros es aplicar la educación a distancia, a partir de un prototipo inicial, que llegue a otros, en formato virtual, poder expandir el proyecto” y detalló que “empezamos con 13 usuarios masculinos y uno que se fue de domiciliaria siguió entusiasmado con el curso, luego un penal femenino, y así nos vamos expandiendo”.

Este espacio forma parte de las capacitaciones que se brindan a los internos con el fin de ofrecer herramientas para la inclusión social y que permitan una salida laboral al momento de recuperar su libertad.