Concejales del FPV repudian represión contra trabajadores

Compartir en:
Anoche fueron agredidos con balas de goma los choferes de las líneas de colectivos Este y 520.

El bloque de concejales del Frente para la Victoria (FpV) Nacional y Popular se expresó a través de un comunicado:

“Repudiamos la represión llevada a cabo por las fuerzas de seguridad contra los trabajadores de las líneas 520 y ESTE de colectivos. Durante la tarde de ayer fueron agredidos con balas de goma y gases lacrimógenos mientras realizaban un corte de calles en la terminal de las líneas para exigir la reincorporación de los despedidos y condiciones laborales dignas”.

Las medidas de fuerza se vienen realizando desde el pasado lunes y ponen en evidencia las falencias en el mecanismo de regulación y distribución de las licitaciones del transporte público de pasajeros en La Plata.

“No es casual que una de las primeras medidas impulsadas por el intendente Julio Garro haya sido la ampliación de la prestación del servicio de la mayor porción de los ramales de la línea Este a empresarios que ya concentraban una gran parte del transporte de la ciudad. Nuestro bloque no avaló la propuesta para que las líneas Este y la 520 se sumaran a la concentración ostentada por los empresarios Osmar y Nicolás Corbelli, lo que fue posible por una ordenanza en la que la mayoría de los bloques del Concejo Deliberante de La Plata apoyaron, con el falaz argumento de estar salvaguardando los puestos de trabajo que la Línea 7 no podría mantener. Paradójicamente, Garro y Corbelli volvieron a verse el viernes pasado, en una reunión llevada a cabo en la Municipalidad sin delegados de los 150 trabajadores que llevan adelante la protesta. Allí declaró que el Municipio se presentaría como particular damnificado en esta situación. Atrás quedó la preocupación por los trabajadores que denuncian jornadas de 16 horas, quitas de sueldo arbitrarias, despidos y horarios incumplibles que llevan a poner en riesgo a los vecinos que utilizan diariamente el servicio”

Luego vino la brutal represión que las fuerzas de seguridad, incluyendo la Policía Local, realizaron contra los trabajadores, horas antes de la mediación pautada, de los cuales 26 fueron demorados.

“Desde el FpV Nacional y Popular repudiamos la represión de la protesta social y nos solidarizamos con los choferes las líneas Este y 520 que fueron violentamente atacados por defender el legítimo derecho al trabajo. Pedimos al gobierno municipal que intervenga con el fin de regularizar su situación laboral y recordamos que este avasallamiento contra los trabajadores también genera dificultades a los vecinos y vecinas que se ven imposibilitados de utilizar un servicio al que recurren diariamente” concluyeron.