Conflictos en Ellas Hacen

Compartir en:
Tras la inundación del 2 de abril de 2013 en la ciudad de La Plata, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación tomó la determinación de implementar el Programa Ellas Hacen en el distrito. El mismo se radicó orientado hacia aquellas mujeres que habían sufrido grandes pérdidas producto de la tragedia climática y que, además, sufrían violencia de género.

 

Estas mujeres, en el marco del Programa Ellas Hacen y del convenio firmado en septiembre del 2014 entre el Ministerio de Desarrollo Social de Nación con los Ministerios de Salud, Economía, Infraestructura y Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, iniciaron la construcción de más de un centenar de viviendas en el predio lindante al Hospital de Melchor Romero, ubicado entre las calles 523 y 256, 173 y 177.  Por medio de este documento jurídico se determinó la asignación específica de dichas tierras para la construcción de casas para las beneficiarias del Programa Ellas Hacen (y 10% del total asignadas a los pacientes alojados en el Hospital de Melchor Romero), así como las responsabilidades en cuanto a la asignación de fondos y demás acciones de monitoreo, coordinación y acompañamiento asumidas por cada organismo estatal.

Además, por medio de una Ordenanza Municipal aprobada por el Concejo Deliberante de La Plata, el  inmueble quedó afectado como zona distrito de urbanización especial con el objeto de ser destinado a la implementación de un Barrio de Viviendas con prioridad de adjudicación de las viviendas las beneficiarias del plan y sus grupos familiares.

Luego de meses en los que las mujeres organizadas en cooperativas se capacitaron y organizaron para realizar las tareas constructivas de sus hogares, que consistieron desde el acondicionamiento y recuperación de espacios verdes, la instalación de cañerías para la provisión de agua, electricidad, hasta tareas de albañilería, etc., en los últimos años el emprendimiento urbanístico de Melchor Romero quedó paralizado al igual que la capacitación en construcción y se despidieron a los capacitadores que se encontraban asignados al programa, generando gran alarma y preocupación por la posible pérdida de sus únicas fuentes de ingreso y, por supuesto, la intranquilidad por no ver el avance de las obras de construcción de sus hogares.

En diciembre de 2017, las beneficiarias del Programa presentaron un petitorio en el Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires para exigir la reactivación de las obras, la continuidad de la capacitación en construcción y la realización de un nuevo censo de cara a la adjudicación de las viviendas. En ese encuentro, las autoridades provinciales se comprometieron a empezar a trabajar coordinadamente con el Ministerio de Desarrollo Social de Nación para acelerar las tareas. Sin embargo, en enero de 2018, ante la falta de custodia del predio, las casas fueron tomadas por varias familias que también padecen el déficit habitacional que reina en la capital de la Provincia de Buenos Aires. Por ello, las mujeres organizadas en el Ellas Hacen presentaron un nuevo petitorio ante la Provincia y el Municipio con el que lograron ser convocadas a una mesa de trabajo el 15 de enero. En la misma, se estableció que el predio iba a ser desalojado, que las familias ocupantes serían relocalizadas, que se firmaría un nuevo convenio que incluyera al Municipio de La Plata y que se finalizarían 128 casas para las beneficiarias del Programa Ellas Hacen. Las mujeres constructoras plantearon la necesidad de discutir el numero con el listado completo de beneficiarias y, por ello, se convocó a una nueva reunión para el 8 de febrero.

A pesar de que el Municipio y la Provincia lograron avanzar sobre la relocalización de las familias que atraviesan situaciones más urgentes, lo cierto es que en la última reunión no estuvieron presentes los representantes del Ministerio de Desarrollo Social de Nación y esta ausencia marcó la imposibilidad de avanzar en la mesa de trabajo ya que no se contó con los listados ni con el nuevo marco jurídico, tal como se habían comprometido los funcionarios nacionales en el encuentro de mediados de enero.

La necesidad de tener acceso al trabajo y la vivienda impera entre las mujeres del Ellas Hacen que atraviesan situaciones de extrema vulnerabilidad, agudizadas en los últimos años cuando el escenario local se complejizó con el crecimiento del desempleo, de la pobreza y de los casos de violencia de género. Por todo ello, las beneficiarias solicitan que la Ministra Nacional, Carolina Stanley, se aboque a resolver este conflicto que está vigente desde diciembre de 2015 y que requiere de una intervención articulada entre los tres niveles gubernamentales.