El Encuentro Somos Todas

Compartir en:
El pasado fin de semana, miles de mujeres se reencontraron en Chubut para debatir los desafíos que implica un contexto de ajuste económico, de persecución y de construcción de un discurso anti-colectivos. Por Delfina Rossi y Natacha Prieto Trías.

 

 

Este fin de semana, miles de mujeres fuimos parte del 33° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM). Viajamos una vez más, de distintos puntos del país, para reencontrarnos en Trelew, Chubut. En el contexto de ajuste económico del gobierno de Macri, de persecución política y judicial a la oposición, de construcción de un discurso anti-sociedad, anti-colectivos con una agenda hegemónica del “sálvense quien pueda”, vivimos este fin de semana un oasis de Libertad construyendo un grito colectivo por nuestros derechos.

Gracias a una gran organización del movimiento de mujeres y al acompañamiento de organizaciones sociales, políticas y sindicales, una vez más se realiza el ENM en nuestro país, ejemplo para el feminismo de la región y el mundo. Venimos a a Trelew a debatir nuestro rol en el trabajo, en la cultura, en la economía, en el Estado, en la política y en el hogar. Venimos para seguir deconstruyendo el sistema patriarcal, pero con una premisa fundamental: con ajuste no hay equidad que pueda ser construída, o dicho de otro modo, no hay feminismo sin justicia social.

Cada ENM es una experiencia única, irrepetible que nos interpela con el debate de más de 70 talleres simultáneos, con sus actividades culturales y la conmovedora marcha de cierre. Este se constituye como un espacio de sororidad y participación política dentro y fuera de las escuelas, que atraviesa a todas las que participamos y genera nuevas redes colectivas de transformación.

Es una muestra de organización popular, de abajo hacia arriba. Es un ejemplo de construcción heterogénea, transversal y de unidad del cual todos los partidos políticos deberían absorber y aprender. Es un espacio de confluencia de nuestras luchas, que enriquecidas por la pluralidad de voces y el debate genuino, sintetizan en nuevos encuentros para generar horizontes de crecimiento. Así como pasó hace más de 20 años, el resultado de un ENM fue el nacimiento de la “Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito”, y en cada Encuentro las mujeres de todo el país cosensúan prioridades en la agenda transversal para transformar el país.

Gracias a su empuje y al de miles de mujeres que adoptamos sus banderas, este año logramos debatir en el Congreso Nacional la ley de interrupción voluntaria del embarazo, lo que convierte al ENM 2018 distinto a los anteriores: tras la ola feminista que se hizo presente durante el debate legislativo, todas cambiamos, y la sociedad argentina también. El debate sobre el aborto cuestionó lo más fundamental del patriarcado: considerar los cuerpos femeninos con la única función de procrear. Haber puesto en debate esto nos permite avanzar hacia una sociedad más justa, donde la maternidad sea una decisión libre de cada mujer, y no un mandato social. Y logramos conquistar una idea fundamental para construir la sociedad que queremos: la libertad se conquista con un Estado presente que dé oportunidades y garantice derechos a todes por igual.

 

 

Este Encuentro tiene muy presente el contexto político nacional y mira el escenario electoral del 2019, principalmente conociendo la respuesta fascista y misógena que representa Bolsonaro hoy en Brasil. Las mujeres somos una pieza central de la construcción de un gobierno nacional, popular, democrático y feminista, que dé respuesta a la crisis económica en la que nos sumergió el macrismo.

Desde Trelew al país y al mundo, las mujeres argentinas organizadas vamos a estar construyendo una agenda de equidad, de justicia social, de no violencia. Exigiremos la no persecución a nuestras referentas: basta de perseguir judicialmente a Cristina Fernandez de Kirchner y la libertad inmediata para Milagro Sala.

Por esto, por los ENM que vendrán, por las mujeres víctimas de feminicidios, por las mujeres trans que son victimas de violencia y discriminación, por las mujeres que desde sus casas reconstruyen el patriarcado día a día, por las pibas de la ola verde, por las madres y abuelas de Plaza de Mayo, por todas y cada unas de las reivindicaciones y luchas que nos esperan, y por los nuevos horizontes de transformación, es que decimos con énfasis y vehemencia, que el Encuentro somos todas.

Nota escrita por Delfina Rossi y Natacha Prieto Trías, militantes feministas de Buenos Aires 3D.

Fuente: El Destape Web.