"El Gobierno planifica el cierre del cierre del Astillero"

Compartir en:
Se reveló un documento del gobierno provincial denominado “agenda integral” que establece los pasos, tanto mediáticos, judiciales como económico, y plazos para cerrar la empresa.

 

En este sentido el gobierno de Vidal se encargó de llevar adelante una campaña mediática para desprestigiar tanto a los trabajadores como a los dirigentes sindicales vinculados a la empresa.

A su vez, desde el oficialismo se ocuparon de presentar los derechos y conquistas laborales de los trabajadores del Astillero como “beneficios”. “La aparición de ese documento demuestra que teníamos razón desde el comienzo: la intención de Vidal es cerrar el Astillero y dejar a 3.300 trabajadores en la calle” aseguró Jorge E. Smith, trabajador de la fábrica

La historia de lucha de sus trabajadores es sumamente rica. Se trata de la empresa que más desaparecidos tuvo durante la última dictadura en la región de La Plata, Berisso y Ensenada,  y se orgullecen de ser  la única fábrica que no pudo privatizar el menemismo. “Desde hace rato venimos diciendo algo que al gobierno le tiene que quedar bien claro”, indicó Smith, “todavía no nació el que se va a llevar puesto el Astillero”.

Luego de una semana muy difícil para los trabajadores que denunciaron la falta de insumos para trabajar, el gobierno de María Eugenia Vidal a través de su Ministro de Economía Hernán Lacunza, planteó la posibilidad de que en el Astillero “se haga obra pública”. Esto se da en el marco de la disputa entre el gobierno provincial y los trabajadores que también denunciaron descuentos ilegales en sus haberes por parte del Estado. Ahora lo que plantean desde el gobierno provincial es cambiar el rol productivo del Astillero.

Smith dijo: “es positivo que el gobierno quiera hablar de trabajo” pero señalo que entre los trabajadores observan con desconfianza la propuesta del gobierno ya que “es lo mismo que quiso hacer Duhalde en los 90, quieren cambiar el objetivo estratégico y perfil productivo del Astillero”.

En los últimos años se realizaron trabajos que no están directamente relacionados con la industria naval pero “se trata de trabajos complementarios” indicó Smith “donde nunca se puso en discusión el propósito y razón de ser del Astillero que es producir barcos cien por ciento estatales para el país para la defensa nacional y la marina mercante. En este sentido agregó que “si el gobierno quiere hablar de trabajo la propuesta es bienvenida, pero de ninguna manera podemos negociar el sentido estratégico de la fábrica”.

El conflicto en el Astillero comenzó meses atrás cuando se conocieron declaraciones del presidente Mauricio Macri quien aseguró en una reunión con empresarios que “el Astillero habría que dinamitarlo”. Desde entonces los trabajadores se encuentran en alerta por lo que pueda ocurrir con la fábrica y sus puestos de trabajo.