El mundo es un pañuelo

Compartir en:
Conmemorando los 40 años de búsqueda y lucha incansable, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo tuvieron la enorme alegría ayer de comunicar la restitución de la nieta número 125.

 

Conmemorando los 40 años de búsqueda y lucha incansable, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo tuvieron la enorme alegría ayer de comunicar la restitución de la nieta número 125.

Lo anunció ayer la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto durante el aniversario de la asociación en el Centro Cultural Kirchner. La nieta recuperada es la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia. Lucía, más conocida por sus cercanos como “La Flaca”, estudiaba Derecho en La Plata y militaba en la Juventud Universitaria Peronista.

 A sus 24 años, el 27 de noviembre de 1977 fue secuestrada por los organismos represivos de la dictadura y su familia no supo nada de ella durante un año cuando su hermano, Aldo Tartaglia, recibe la primera carta de Lucía contando sobre su detención y una noticia que representaría un desafío histórico: La Flaca estaba embarazada.

Desde ese día, hasta ayer, su familia buscó a ese nieto o nieta que había nacido en cautiverio. Millones de preguntas se hicieron y millones se respondieron ayer, después de 38 años de lucha, cuando los exámenes genéticos confirmaron el parentesco desde el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Con alegría en el pecho, hoy nos toca celebrar esta caricia a la Patria y abrazar la recuperación de la nieta número 125 y darle la bienvenida a esta lucha que no para. Por la verdad, memoria y justicia.