Ensenada y una inversión de 3000% en alimentos

Compartir en:
La situación social que viene atravesando el país ha llevado al municipio conducido por Mario Secco, desde el 2015 hasta la actualidad, a aumentar le entrega de bolsas de comida a los que mas lo necesitan, aumentando de 200 a 6000.

 

Las políticas económicas y sociales aplicadas por Cambiemos lastiman duramente a ciudades industriales como Ensenada. Los números arrojados por la Secretaría de Desarrollo Social reflejan la triste realidad que atraviesan muchas familias.

Durante estos últimos 15 años, la Municipalidad de Ensenada se caracterizó por su importante trabajo en lo que refiere a contención social, ayudando a aquellos sectores que más lo necesitan. Sin embargo, en estos tres años, el esfuerzo de la Comuna tuvo que multiplicarse para poder seguir dando respuestas, debiendo invertir un 3000% más en alimentos.

Mientras que en el 2015 el municipio entregaba 200 bolsas de mercadería de la canasta básica, actualmente debe dar 6000 para paliar la crítica situación. “Sin vueltas, en Ensenada le decimos a la gobernadora Vidal que el hambre es un crimen”, sostuvo Nora “Cachi” González, Directora de Asistencia Social Directa del Municipio.

A su vez, en 2015 la Comuna entregaba 45 bolsas con frutas y verduras frescas para complementar la dieta de los enfermos de HIV, hoy esa cifra aumentó a 400: con prescripción médica, se sumaron niños y niñas con bajo peso que deben reforzar sus comidas. También, personas con Celiaquía debieron acudir al Estado Municipal porque se les hace imposible costear la dieta obligatoria que deben respetar.

Entre otra de las tantas cosas que “cambiaron”, las familias ensenadenses ya no acuden a la Secretaría de Desarrollo Social para gestionar chapas, ladrillos, membranas o diversos materiales para ampliar sus casas, hoy van con la urgente necesidad de llenar los platos de comida.

En ese sentido, la Directora de Asistencia Social Directa del Municipio le pidió a los referentes de Cambiemos en Ensenada que “dejen de sacarse fotos con quienes más lo necesitan, recorriendo comedores comunitarios y merenderos que ellos mismos generaron, y gestionen políticas de Estado para mejorar su calidad de vida, generando trabajo digno”.

Diferenciándose de esa manera de hacer política, González explicó que la línea del Intendente Mario Secco es otra: “Nunca nos vamos a sacar una foto con los vecinos que están atravesando desgracias económicas y sociales, nos hacemos cargo y les damos las respuestas que necesitan, pero sin exponerlos demagógicamente”.