Ex-detenidos pidieron políticas que garanticen la reinserción

Compartir en:
Cooperativas de ex-detenidos reclamaron durante la movilización a la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires por la situación de emergencia del sector y exigieron que el Estado se haga cargo de la problemática.

 

Liberados del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) realizaron una marcha exigiendo políticas públicas que garanticen la reinserción.

Entre los principales reclamos que se llevaron adelante se encuentra la problemática de las mujeres con prisión domiciliaria que deben sostener su hogar, pero no pueden salir a trabajar. “Las mujeres ya estaban en una cárcel antes de ser detenidas, cárceles de violencia, de hambre, de necesidad. Nadie quiere terminar en el encierro” declaró Nora Calandra, quien forma parte de la Secretaría de Ex-detenidos y Familiares, y es referenta de la Red de Niñez Encarcelada.

“Cuando una persona sale de estar detenida queda en el Registro de Antecedentes Penales y eso impide que consiga trabajo en la mayoría de los lugares del sector privado y público”, expresó uno de los integrantes de las cooperativas, y continuo: “por eso nosotros desde hace años venimos creando cooperativas y generando puestos de trabajo para poder contener a los compañeros que cometieron algún delito y que cuando salen de la cárcel se encuentran con la ausencia del Patronato de Liberados y Estado que no se hacen responsables de la problemática”.

Por otro lado Nora agregó “Las mujeres con prisión domiciliaria están abandonadas totalmente por el Estado, son sostén de familia, pero la mayoría de los jueces no les permiten las salidas laborales y tampoco hay programas que contemplen estos casos, queremos políticas específicas para solucionar la situación”.

Otro de los reclamos centrales fue la firma de un convenio en el cual la Secretaría de Derechos Humanos se comprometa a trabajar para que el Estado y sus organismos descentralizados contraten a las cooperativas y fortalezcan los emprendimientos laborales de ex-detenidos. “Nosotros lo que queremos es laburo para que nuestros compañeros no tengan que volver al delito y puedan llevar dignidad a su familia, el Estado tiene que dejar de mirar para otro lado”, declaró una de las integrantes MTE.

A su vez, familiares de detenidos y detenidas pusieron de manifiesto las dificultades que aquejan a las personas que realizan semanalmente visitas a los penales bonaerenses y pidieron “condiciones dignas para trasladarse e ingresar a visitar a nuestros pibes y pibas”.

Durante la marcha los manifestantes mostraron sus herramientas de trabajo y reflejaron como la posibilidad de trabajar evita que la gran mayoría vuelva al delito.

“Cuando empiezan las campañas los políticos se llenan la boca hablando de seguridad, ponen más patrulleros, gastan más plata en equipar a la policía para hacer demagogia, pero no logran bajar el delito porque el problema de fondo es otro. Los compañeros organizados en cooperativas lograron bajar la tasa de reincidencia niveles mínimos, estamos hablando de una propuesta concreta” expresó Juan Grabois, referente del MTE y la CTEP. Y agregó: “en los barrios populares los compañeros son los que más sufren la violencia, nosotros también queremos terminar con esta problemática, pero no puede haber seguridad sin dignidad y sin justicia social”.