Fuerte caída de contagios entre el personal de salud

Compartir en:
El Ministerio de Salud, que conduce Daniel Gollán, informó que luego de llegar al 22% de los contagios en abril, la cifra bajó al 7.8%, siendo vital la ayuda de los millones de insumos llegados de China y los testeos grupales.

 

La notable baja de contagios entre las y los trabajadores de la salud desde abril hasta ahora va de la mano con las medidas dispuestas por el Gobierno durante la pandemia para garantizar el cuidado de este recurso humano indispensable. Ante la escasez de suministros global, la Provincia arbitró las medidas necesarias para adquirir hasta el momento cerca de 73 millones de insumos de protección, muchos obtenidos gracias a la inédita “Operación Shangai” que ya permitió el arribo de 31 aviones y 1 barco (con dos en camino).

Las estadísticas de contagios entre profesionales de la salud destacan que el 28 de abril el porcentaje alcanzó el  21.7%, y después de esa fecha comenzó a notarse una notable baja en la evolución de los casos. El 15 de mayo, por ejemplo, era de 20.5%, y 14 días después (el 29/5) cayó al 15%. En junio, el 16/06 era del 9.9%, mientras que el 30 fue de 8.2%, y el último reporte del  7 de este mes indica que sólo el 7.8% de los casos de coronavirus corresponde a personal sanitario que se desempeña en establecimientos de la provincia de Buenos Aires.

Además de los insumos adquiridos desde el 19 de marzo hasta la actualidad que son; 22.030.796 de barbijos quirúrgicos, más 5.499.875 N95, 21.208.508 kits compuestos por camisolín cofia, botas, overoles, 23.000.000 pares de guantes, y 1.197.002 gafas y máscaras. Otro factor en la baja de contagios son las capacitaciones virtuales realizadas a 260.541 trabajadoras y trabajadores de salud de los sistemas público y privado de la provincia de Buenos Aires.

En el contexto de pandemia, el Ministerio de Salud bonaerense desarrolló múltiples contenidos para formar al personal de salud a desenvolverse mediante los protocolos existentes y mantenerlo actualizado sobre las innovaciones en el tratamiento del paciente con COVID- 19.

TESTEOS CON EL MÉTODO DE POOLES

A los materiales de seguridad para poder atender a los enfermos con coronavirus, y las capacitaciones permanentes sobre los nuevos protocolos, se sumaron desde finales de mayo los testeos grupales con la metodología de pooles. Esta nueva estrategia de vigilancia epidemiológica, se aplica en geriátricos e instituciones cerradas, para llegar antes de tener casos activos e intervenir rápidamente con hisopar a otras personas y tomar decisiones de aislamiento.

La técnica de pooles para el análisis molecular del coronavirus fue impulsada por el Ministerio de Salud de la Provincia, desde donde se coordinó y articuló con el laboratorio de vacunas en salud de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP y el Senasa, con sede en la localidad de Martínez, donde  se reciben esas muestras.

Con esta novedosa estrategia se busca conocer el estado epidemiológico de este grupo poblacional de alto riesgo con una detección temprana de los casos, para la rápida adecuación de los procesos de aislamiento social y acciones de vigilancia dirigidas a contactos estrechos, directos e indirectos.

La cartera de de Salud bonaerense ya realiza 26 testeos a personas asintomáticas por establecimiento y se hace en 12 residencias en paralelo por semana. La prueba piloto se realizó en un hogar de la localidad de Tolosa en La Plata: los 26 hisopados dieron negativos. Recordemos que la Provincia cuenta con 1.000 geriátricos en donde residen más de 32 mil personas.

Desde el equipo técnico de la Red de laboratorios de diagnósticos de Covid-19 se explicó que el procedimiento consiste en que las personas son muestreadas al azar en lugares con circulación del virus, y cada espacio vuelve a ser muestreado a los 15 días a fin de evitar focos.

Una vez que llegan los hisopos, en vez de tomar de cada hisopo el líquido de transporte viral y hacer un test por cada muestra, en el caso de los pooles se mezclan varias. En el caso de tomar una decena de muestras, se tiene un pool hecho con los individuos del 1 al 10 y si da negativo significa que todos son negativos y se gastó un solo test.

Si hay un resultado positivo, en ese caso ese pool se abre, se miden las muestras individuales con lo que queda del líquido con virus que trae el hisopo, y no se necesita tomar la muestra nuevamente, así finalmente se sabe quién era la persona con coronavirus.