Hebe de Bonafini: "No se puede borrar la historia cambiando una Plaza"

Compartir en:
El Gobierno porteño realiza una remodelación de la Plaza de Mayo y recibió numerosos cuestionamientos.

 

La segunda quincena de enero comenzó una polémica remodelación que cambiará por completo aquella Plaza de Mayo que en 2005 fuera declarada como Lugar Histórico Nacional. La intervención generó un revuelo de discusiones, en las que no pudo faltar la voz de las Madres de Plaza de Mayo.

Tras un comunicado de Hebe de Bonafini, las Madres confirmaron la continuidad de sus históricas marchas de los jueves e informaron que se les ha concedido el pedido de conservar las baldosas con los simbólicos pañuelos que ellas mismas han pintado y agradeció emocionada la ayuda que ha recibido pese al dolor de la noticia.  "La historia la tenemos que conservar nosotros, ya que ellos se la quieren llevar. Nosotros, que estamos acá, somos la historia viva" pidió a quienes la escuchaban aquella calurosa tarde del jueves, en su casa, en la Plaza.

Las baldosas que se encontraban alrededor de la Pirámide de Mayo fueron enmarcadas y serán incorporadas al Salón de los Pañuelos Blancos del Espacio Memoria y Derechos Humanos en la ex ESMA y otras serán obsequiadas a distintas Universidades.

La fundadora de la asociación expresó lo que representa la Plaza de Mayo para la historia y la importancia de no perder la Memoria. "Nos creó mucha preocupación esto de modificar todo en un lugar histórico. Pierde el sabor que tenía, ya no es más la plaza de Perón y de las Madres. Pero no se puede borrar la historia cambiando una Plaza".

Pero las Madres, que son enormes guerreras, no con capas, sino con pañuelos, una vez más dejaron en claro que no podrán vencerlas. Pese a los años y a los obstáculos, volverán a la Plaza hasta el último aliento, e invitan a la juventud, o como ellas dicen, los hijos de las Madres, a seguir su legado y a acompañarlas en cada lucha.

Cerrando el discurso, Hebe dijo: "Todos tenemos que tener la responsabilidad de construir algo, y ese algo es la historia, la memoria" como una contraposición a lo que "ellos" destruyen, o intentan destruir. Que es más que la plaza, es su representación y los pasos que han dado allí a lo largo de las últimas cuatro décadas.