La Provincia ya sumó 500 respiradores nuevos

Compartir en:
El Ministerio de Salud, a cargo de Daniel Gollán, terminó de distribuir esta semana 108 respiradores artificiales en hospitales públicos municipales y provinciales.

 

Este equipamiento desempeña un rol clave para la recuperación de los pacientes con coronavirus que se encuentran en estado crítico. De esta manera, la Provincia continúa con el fortalecimiento de su sistema sanitario ante el avance del COVID-19.

A fin de dotar las unidades de terapia intensiva hospitalarias, desde el inicio de la contingencia ya  se otorgaron un total de 490 de estos dispositivos que; permiten introducir aire a los pulmones y lo extraen para facilitar la respiración en una persona que no puede hacerlo por sí misma. Dada su función, estas máquinas resultan de vital importancia en este contexto para aquellos enfermos con coronavirus que padecen insuficiencia respiratoria.

El director provincial de Hospitales, Juan Riera, destacó que “este equipamiento es absolutamente necesario para la atención de pacientes durante la contingencia por COVID-19 en nuestros establecimientos sanitarios” y agregó que “el fortalecimiento de las servicios críticos hospitalarios mediante el abastecimiento de insumos y de equipamiento en todo el territorio bonaerense, son estrategias fundamentales del Ministerio para frenar esta pandemia”.

Durante esta semana se entregaron respiradores a los hospitales provinciales de: Vicente López y Planes de Gral. Rodríguez (1), Mariano y Luciano de la Vega de Moreno (2), Sor María Ludovica de La Plata (9), Tetamanti de Mar del Plata (2), Eva Perón de San Martín (3), San Felipe de San Nicolás (2), San José de Pergamino (4), Erill de Escobar (2), Argentina Diego de Azul (2), Narciso López de Lanús (2), Mi Pueblo de Florencio Varela (2), Eurnekian de Ezeiza (2), Güemes de Haedo (2), Balestrini de La Matanza (5), Simplemente Evita de González Catán (5), Gandulfo de Lomas de Zamora (2), Piñeyro de Junín (2), Virgen del Carmen de Zárate (2), Cetrángolo de Vicente López (2), Mercante de José C. Paz (2), Oñativia de Almirante Brown (2), Wilde de Avellaneda (2), San Martín de La Plata (2), Grierson de Presidente Perón (2), Paroissien de La Matanza (1), Evita Pueblo de Berazategui (2), Cordero de San Fernando (1), Cestino de Ensenada (2), Meléndez de Adrogué (2), Larrain de Berisso (1), Evita de Lanús (2).

El resto de los equipos fueron destinados a hospitales municipales del interior bonaerense.