La UNLP inauguró su mega Centro de Convenciones

Compartir en:
La Universidad Nacional de La Plata vivió una jornada histórica, con la inauguración del Centro de Convenciones, que encabezó el presidente Fernando Tauber, completando así de forma definitiva el ambicioso plan de recuperar, renovar y refuncionalizar el emblemático edificio Sergio Karakachoff.

 

Son 2.800 metros cuadrados con capacidad para 2 mil pesonas. Con esta obra se completó la refuncionalización del emblemático edificio Sergio KarakachoffEl nuevo Centro, ubicado en el segundo y tercer subsuelo de la manzana céntrica de calle 48 entre 6 y 7, ofrece a la casa de estudios platense y a toda la ciudad un espacio de características únicas -tanto por su ubicación, calidad espacial y estructural- que permite disponer de una infraestructura acorde para realizar una amplia variedad de actividades científicas, académicas y culturales.

En un auditorio colmado por la comunidad universitaria, el presidente de la Universidad, Fernando Tauber, acompañado por los vicepresidentes Académico e Institucional, Martín López Armengol y Marcos Actis, respectivamente, encabezó la ceremonia inaugural. También participaron el secretario General, Patricio Lorente, el jefe de Gabinete, Carlos Giordano, autoridades de la Presidencia, decanos y directores de los colegios de la UNLP.

Al iniciar su discurso Tauber resaltó "el trabajo y compromiso de los que hicieron posible la remodelación integral del edificio Sergio Karakachoff" y en especial agradeció el esfuerzo aportado por "nuestros trabajadores nodocentes, la secretaría de Obras y el área de Administración de la Presidencia".

"Esta épica odisea comenzó en el año 2007; no fue un proceso fácil construir este complejo con recursos propios", remarcó Tauber. "Y lo logramos con el aporte realizado por toda la comunidad universitaria", dijo el presidente.

En una ardua tarea, una vez completada la mudanza de las facultades que funcionaban en el complejo céntrico, "nos encontramos con este edificio vacío y necesitábamos recursos para refuncionalizarlo", recordó.

"La Universidad en el centro de la ciudad tenía que tener un proyecto de alto contenido social y en eso hemos convertido al edificio Karakachoff", señaló el titular de la UNLP. Las reformas en este espacio –dijo- "lograron devolverle vida y dignidad al edificio de la Presidencia que con la construcción del Pasaje del Bicentenario volvió a ver la luz, literalmente".

La refuncionalización encarada por la presidencia de la UNLP en el Karakachoff con su Centro de Posgrado, el Centro de Arte, el Polo Multimedial que integran Radio Universidad, la TV Universidad y la Editorial junto al flamante Centro de Convenciones, suman espacios de primer nivel "para ponerlos a disposición de nuestra sociedad", concluyó Tauber.

El Centro de Convenciones

Con una superficie total de 2.776 metros cuadrados y una capacidad general simultánea superior a las 2 mil personas, el flamante Centro de Convenciones incluye: 3 auditorios con capacidad para 300, 225 y 130 personas respectivamente, 7 aulas grandes para 125 personas, 7 aulas con capacidad para 65 y una sala de reuniones para 20 personas.

Se trata en total de 17 salones, todos con tratamiento acústico para garantizar una alta calidad de sonido dentro de cada uno de ellos, y equipados con sistemas cerrados de audio y video operables desde una PC, con la capacidad de reproducción de contenidos directamente desde un Smartphone. Además, ofrece conexión a internet tanto cableada como inalámbrica.

Ambos auditorios presentan a su vez instalaciones y equipamiento de iluminación y sonido apto para el registro fílmico de los eventos sin necesidad de montaje de recursos extras, mientras que el auditorio mayor cuenta con 4 pantallas led que acercarán la imagen proyectada en la pantalla principal a los asistentes ubicados en sus filas más alejadas.

Desde la secretaría de Obras de la UNLP explicaron que "en términos de funcionamiento estructural del Centro, los dos auditorios y una de las aulas grandes (ubicados en el segundo subsuelo, "ala calle 7"), se encuentran vinculados entre sí mediante un gran hall de encuentro que también será un espacio apto para exposiciones, eventos y agasajos".

"El hall cuenta con un video wall capaz de reproducir contenidos de difusión, información y eventualmente, aquello que esté desarrollándose dentro del auditorio en tiempo real. El resto de los salones se distribuyen en el "ala calle 6", entre el segundo y tercer subsuelo. Complementan el proyecto depósitos de servicio y una sala de reuniones y gestión", detallaron en Obras.

Dado que se trata de plantas en subsuelo, sin ventanas ni ventilación natural, y que ostentan una gran capacidad de acumulación de personas, "se instaló un sistema central de renovación y climatización del aire en pos de garantizar condiciones medioambientales y niveles de confort estables y óptimos", explicaron los arquitectos a cargo del proyecto.

Y detallaron: "se trata de un doble sistema inteligente (renovación y climatización) que puede operar en simultáneo o de forma independiente accionado siempre a demanda cuando se detecta de forma paralela temperatura, humedad ambiente y dióxido de carbono".

El Centro también cuenta con su escalera central de distribución, complementada por dos escaleras de evacuación complementarias, una hacia calle 48 y otra hacia el Pasaje del Bicentenario, que habilitan rápida salida por 3 vías alternativas.

"El nuevo espacio de la UNLP adopta, desde lo visual y lo vivencial, una estética que vincula de forma ajustada y sutil lo tecnológico e infraestructural con lo cálido: pisos de madera, cómodos sillones y revestimiento acústico en los salones y un cielorraso virtual generado por líneas flotantes de iluminación que ocultan (pero dejan ver), la alta complejidad técnica puesta en juego", señalaron los arquitectos de la UNLP.

Una recorrida por el Polo Multimedial

La inauguración del Centro de Convenciones servió también para invitar a los presentes a recorrer las flamantes instalaciones del Polo Multimedial que componen TV Universidad, Radio Universidad y la Editorial, y que funcionan en el mismo edifico Karakachoff. Orgullo de la UNLP, el Polo sintetiza un viejo anhelo de contar con un único centro para la producción y emisión de contenidos propios.

Más de 5 años de trabajo

El 21 de marzo de 2014 la UNLP inició formalmente el proceso de demolición parcial del edificio que ocupara la Facultad de Humanidades, en las calles céntricas de 6, 48, 7 y 47.

La gigantesca mole de cemento dio lugar al Pasaje del Bicentenario: un amplio y luminoso corredor peatonal que jerarquizó la manzana céntrica. Y el viejo edificio se transformó en un imponente complejo universitario para actividades académicas, científicas y culturales, donde también funcionan el Centro Universitario de Arte, el Centro de Posgrado, oficinas administrativas, una sucursal del Banco Nación, y un buffet y cafetería.