Las elecciones se desarrollaron con normalidad

Compartir en:
El país eligió entre 15 precandidatos presidenciales

Alberto Pérez: "Los comicios se desarrollan con total normalidad" en la provincia de Buenos Aires 

El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Alberto Pérez, afirmó que las elecciones se están desarrollando con total normalidad en toda la provincia de Buenos Aires? y agregó que ?hay más de 5 mil escuelas abiertas donde se espera que concurran más de 12 millones de electores.

En un comunicado, el jefe de Gabinete destacó que como consecuencia de las inclemencias climáticas sólo se reubicaron 42 establecimientos y detalló que a los mismos los electores concurren sin inconvenientes para emitir su voto.

El subsecretario de Gabinete Juan Pablo µlvarez Echage, se reunió este mediodía con la titular del Juzgado Federal N´1, María Romilda Servini de Cubría, para analizar la evolución de las elecciones en todo el país, donde se habilitaron 95 mil mesas para que sufraguen 32 millones de ciudadanos. 

Las elecciones primarias contaron hoy con quince precandidatos a la presidencia de Argentina, varios de los cuales dirimirán en una interna partidaria su participación en las elecciones nacionales del 25 de octubre y otros, que fueron en boleta única sin rivales partidarios, sólo necesitarán superar el 1,5 por ciento de los votos para competir. 

Los sondeos preelectorales son liderados por el precandidato del Frente para la Victoria (FpV, peronista) oficialista, Daniel Scioli, seguido por el alcalde porteño y líder del partido de centroderecha PRO, Mauricio Macri, quien competirá por la candidatura en el frente Cambiemos. 

Scioli, de 58 años, gobierna la provincia de Buenos Aires desde 2007, el mismo año en que Macri, de 56, asumió como jefe de Gobierno de la capital argentina.

ERNESTO SANZ: El senador y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) compite por la candidatura presidencial del frente Cambiemos, acompañado por Lucas Llach, con Mauricio Macri, del PRO, y Elisa Carrió, de la Coalición Cívica. El político, de 58 años, tiene una extensa trayectoria en el radicalismo y desde hace doce años ocupa una banca en el Senado nacional por la provincia de Mendoza. Cuando decidió sumarse a la carrera por la Casa Rosada, lanzó una intensa campaña para darse a conocer más allá de su distrito. Dejó de lado ir por la presidencia en una interna del frente de centroizquierda UNEN y apostó por "una construcción opositora que excediera al radicalismo, competitiva, que generara una polarización". 

ELISA CARRIO: La dirigente de la Coalición Cívica protagoniza a los 58 años su cuarta campaña por la presidencia de Argentina, cargo que nunca llegó a ocupar. Al igual que el radical Sanz, en estos comicios optó por salir de la coalición UNEN para competir en internas con Macri, en una fórmula junto al dirigente social Toty Flores. Nació en la provincia de Chaco (noreste) y estudió derecho. Creó el instituto de formación política y cultural Hannah Arendt. Sus comienzos políticos estuvieron en el radicalismo y tras la crisis de 2001 fundó el partido ARI, que luego se transformó en Coalición Cívica-ARI. La diputada es reconocida por sus denuncias e investigaciones sobre corrupción y narcotráfico. 

SERGIO MASSA: El político peronista disidente, de 43 años, fue el personaje central de las elecciones legislativas de 2013, al derrotar al Frente por la Victoria (FpV) kirchnerista en la provincia de Buenos Aires. De origen neoliberal, se sumó más tarde al peronismo, tuvo un paso importante por el gobierno kirchnerista, fue jefe de Gabinete de Cristina Fernández entre 2008 y 2009, y luego intendente (alcalde) de la localidad de Tigre. Fundó el Frente Renovador y viró su discurso opositor moderado hacia un fuerte crítico del oficialismo. Lideró los sondeos preelectorales durante 2014, pero luego quedó relegado en la intención de voto. Compite acompañado por Gustavo Sáenz por la candidatura presidencial del frente Unidos por una Alianza Alternativa (UNA) con el peronista José Manuel de la Sota. 

JOSE MANUEL DE LA SOTA: El gobernador de la provincia de Córdoba aspira a llegar a la presidencia de Argentina, una meta que se le frustró ya en 2002, cuando debió bajar su precandidatura por bajo respaldo y su lugar fue ocupado por Néstor Kirchner. Peronista desde su juventud, el político de 65 años fue diputado, senador y tres veces gobernador de Córdoba. Este año decidió competir acompañado por Claudia Rucci en internas con el Partido Demócrata Cristiano y el Frente Renovador en la alianza UNA en la carrera por la Casa Rosada. 

MARGARITA STOLBIZER: La abogada de 60 años se postula por primera vez a la presidencia en una lista única del partido Progresistas, acompañada por Miguel Olaviaga. Tiene una extensa trayectoria en las filas de la Unión Cívica Radical, presidió su comité de la provincia de Buenos Aires y fue secretaria del comité nacional. En 2007 se alejó de la UCR y fundó el partido Generación para un Encuentro Nacional (GEN), por el que es diputada nacional. Compitió tres veces por la gobernación bonaerense (2003, 2007 y 2011). 

ADOLFO RODRÖGUEZ SAA: El político, de 68 años y orígenes peronistas, es candidato por la agrupación Compromiso Federal a la presidencia argentina, cargo que ocupó sólo por siete días en medio de la crisis de fines de 2001, cuando fue elegido por la Asamblea Legislativa por un plazo de 90 días tras la renuncia de Fernando de la Rúa y el breve paso de Ramón Puerta por el puesto. Construyó su carrera política en la provincia de San Luis, de la que fue varias veces gobernador y luego representó como diputado y actualmente como senador. Su compañera de fórmula es Liliana Negre de Alonso. 

VICTOR DE GENNARO: Sindicalista de raíz peronista, a sus 66 años tiene una larga trayectoria en la militancia gremial que antecedió su paso a la política. Trabajó en la recuperación de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y fue uno de los fundadores de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA). En política, construyó el espacio Unidad Popular y tejió alianzas con distintos sectores progresistas y de centroizquierda. Se postula con Evangelnia Codoni como compañera de fórmula. 

JORGE ALTAMIRA: El fundador y líder del Partido Obrero, de 73 años, se postula por sexta vez a la presidencia argentina, esta vez en el marco de la interna del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT). Desde joven participó en luchas políticas y sociales y estuvo exiliado en BRASIL durante la última dictadura militar. Su verdadero nombre es José Saúl Wermus, pero lo cambió para evitar represalias durante las diversas dictaduras que atravesó el país, según explicó. Lo acompaña en la fórmula Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista. 

NICOLAS DEL CAÑO: El joven político trotskista, de 35 años, aspira a ganar la interna del FIT con su precandidatura por el Partido de los Trabajadores Socialista (PTS), acompañado por Myriam Bregman. Hizo historia al asumir en 2013 como primer diputado nacional trotskista por la conservadora provincia de Mendoza, donde desarrolló su carrera política pese a haber vivido más de dos décadas en Córdoba. Allí inició su militancia política a los 15 años. 

ALEJANDRO BODART: El legislador porteño, de conducta polémica y controvertida en el recinto por sus peleas y discusiones, se postula a los 51 años a la presidencia por el frente Movimiento Socialista de los Trabajadores-Nueva Izquierda junto a la enfermera y política trotskista Vilma Ripoll. 

MANUELA CASTAÑEIRA: Es la precandidata más joven de estas primarias, con 30 años. Nacida en la provincia de Entre Ríos, compite por el Nuevo Movimiento al Socialismo junto a Jorge Ayala con una agenda marcada por "las mujeres, los jóvenes y los trabajadores". 

RAUL ALBARRACIN: El ex cofundador del partido Recrear para el Crecimiento buscará acceder a la candidatura presidencial por el Movimiento de Acción Vecinal acompañado por Gastón Dib. El abogado, de 55 años, fue vicepresidente del partido PRO en la provincia de Córdoba hasta 2013. 

MAURICIO YATTAH: Precandidato presidencial por el Movimiento Solidario Popular en una fórmula junto a María Belén Moretta, es poco conocido en el ambiente político nacional. En los años 80 creó la Fundación Un Mundo Un Pueblo, desde la cual realizó labor cívica a durante más de 30 años. Cerró su campaña en absoluta soledad en una plaza de Mar del Plata, donde explicó sus propuetas con un megáfono al aire en el predio vacío.