Organizaciones rurales exigen la Emergencia Agropecaria

Compartir en:
Marcharon hacia Casa de Gobierno en el marco de una jornada de movilización a nivel nacional de distintas organizaciones del sector, entre ellas: Federación Nacional Campesinas (FNC), ASOMA (Asociación de Medieros y Afines), Movimiento de Trabajadores Excluidosel (MTE), Frente Agrario Evita y el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), como así también familias de productores independientes.

 

Este mediodía, organizaciones rurales se movilizaron hacia Casa de Gobierno exigiendo la declaración de la emergencia agropecuaria en la provincia de Buenos Aires. Esto ocurrió en el marco de una jornada de movilización a nivel nacional de distintas organizaciones del sector, entre ellas: Federación Nacional Campesinas (FNC), ASOMA (Asociación de Medieros y Afines), Movimiento de Trabajadores Excluidosel (MTE), Frente Agrario Evita y el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), como así también familias de productores independientes.

Roberto Solano, integrante de ASOMA, explicó: “el contexto económico es muy duro para la realidad de nuestro pueblo, y en particular para los pequeños productores de las economías regionales”. Desde ASOMA se encargan de destacar que, si bien el trabajo es indispensable y fundamental para los campesinos y sus familias, también se trata de “una actividad primordial para la alimentación de nuestro pueblo”.

En este sentido, el tarifazo es uno de los principales problemas para los productores. “Nos encontramos con tarifas de energía eléctrica que van de los $12.000 a $20.000, un precio que hoy en día se vuelve insostenible” aseguró Solano, quien también explicó que el aumento de los insumos, como así también de los combustibles, han incrementado notoriamente los precios de los productos, también como resultado del aumento del dólar en las últimas semanas.

A su vez, las intensas lluvias que afectaron a la región en los últimos días agravaron la situación. Según Solano, “se perdieron muchas cosechas y materiales de trabajo que, dada la situación económica, se vuelven muy difíciles de recuperar”.

Por esto, desde ASOMA y las demás organizaciones rurales, reclamaron respuestas al gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri. “Marchamos para que el gobierno tome medidas para el sector, necesitamos que se declare la emergencia agropecuaria” indicó Solano, quien agregó: “no somos terratenientes ni exportadores, no festejamos la devaluación, somos pequeños productores, trabajamos con nuestras familias y hacemos un esfuerzo muy grande para no dejar de producir”.

Otro de los reclamos está vinculado a la Ley de acceso a la Tierra ya que, según los productores, “se debe garantizar el acceso, algo fundamental para que haya una equitativa distribución de la riqueza y se reactive la economía local”.