Preocupación con la designación del Dr. Rosenkrantz

Compartir en:
Abuelas de Plaza de Mayo manifiesta su preocupación por la designación del Dr. Carlos Rosenkrantz como Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ya que fue el principal impulsor del “2x1” que redujo penas a los condenados por crímenes de lesa humanidad.

 

El nombramiento del Dr. Rosenkrantz en la cúspide del Poder Judicial de la Nación constituye un motivo de alarma y preocupación sobre la continuidad del proceso de Memoria, Verdad y Justicia y para los derechos humanos en general.

Como es de público conocimiento, el Dr. Rosenkrantz fue el principal impulsor del fallo del “2x1”, que otorgó una sensible reducción de la pena para condenados por crímenes de lesa humanidad y constituye el precedente judicial más regresivo en la materia en los últimos 15 años. Rosenkrantz  también fue el ideólogo del fallo “Fontevecchia”, en el que la Corte Suprema desconoció el carácter obligatorio de las decisiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Esta decisión llega en un contexto en el que el máximo Tribunal tiene a estudio emblemáticos casos como la “Masacre de Trelew”, el sobreseimiento de Carlos Pedro Blaquier e, incluso, nuevos pedidos de “2x1”. Además, decenas de causas por crímenes de lesa humanidad tienen juicios orales pendientes, para lo cual es clave el impulso del Presidente de la Corte, pues es quien asigna personal y recursos económicos.

La falta de compromiso del Dr. Rosenkrantz  con la defensa de los derechos humanos y de la Constitución Nacional ya había sido puesta en evidencia a través del consentimiento prestado hacia su designación en comisión por el Poder Ejecutivo Nacional. En aquella oportunidad, al iniciarse el mecanismo constitucional de designación, la Abuelas de Plaza Mayo impugnamos su postulación. Lamentablemente, en poco tiempo confirmamos que nuestra prevención hacia su nombramiento era acertada.

Por todo ello, las Abuelas de Plaza de Mayo llamamos a la sociedad a mantenerse movilizada para defender la Memoria, la Verdad y la Justicia e impedir que volvamos a sufrir sentencias como el “2x1”.