Preocupación por la suspensión del juicio de Campo de Mayo

Compartir en:
Abuelas manifiesta su preocupación por la decisión del Tribunal Oral Federal Nº 1 de San Martín de suspender el inicio del juicio oral de la Mega Causa Campo de Mayo que investiga más de un centenar de casos, entre ellos los de decenas de mujeres desaparecidas embarazadas.

 

Abuelas hace 15 años se encuentra  constituida como querella  en estas  causas y ya son muchos los familiares que se han ido sin tener justicia.

Los jueces Daniel Omar Gutiérrez y Silvina Mayorga optaron por dejar sin efecto el inicio del debate, previsto para el 7 de marzo, hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación responda acerca de la dotación de recursos con que contará el Tribunal y la Cámara de Casación integre finalmente el Tribunal con la designación del tercer juez y su suplente. Además, establecieron que una vez que se inicie el juicio solo realizarán una audiencia por semana.

Esta causa ya fue suspendida en 2014 ante los sucesivos cambios en la integración del Tribunal. Los familiares debieron esperar cinco años más para que se vuelva a fijar fecha de inicio y hoy absurdamente se vuelve a cancelar. Este juicio llega con 19 imputados, muchos de ellos nunca investigados ni condenados, y cuenta con decenas de víctimas que no han conseguido justicia.

Este es el caso de María Ángela Lescano de Colayago, que con 88 años aún aguarda justicia por su hija embarazada  y también espera a su nieto o nieta nacido en el centro clandestino de detención de Campo de Mayo. Sus nietas, Lorena y Flavia Battistiol desean que esto ocurra antes de su partida y por eso trabajan todos los días. Pero hay otras Abuelas a las que no les alcanzó la vida para saber sobre el destino de sus familiares desaparecidos.

Hace más de 40 años que luchamos pacíficamente para conseguir justicia por los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado, para saber dónde están nuestros nietos y cuál fue el destino de nuestros hijos e hijas. Luego de años de espera, se posterga una vez más este proceso en el que muchas familias buscan conseguir justicia.

Con el anhelo de que esta decisión sea revisada rápidamente y que todos los organismos judiciales pertinentes cumplan con sus obligaciones, efectuaremos presentaciones ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Cámara Federal de Casación Penal y el propio Tribunal a cargo del juicio.  Las víctimas y la sociedad no pueden esperar más para que se haga Memoria, Verdad y Justicia.