Provincia y FEB vuelven a verse las caras

Compartir en:
Desde las 10 se reúnen para abrir el diálogo y acercar a las partes en conflicto.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires convocó para hoy a las 10 a la conducción de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) para intentar destrabar el paro que el sindicato realiza desde el comienzo de clases en el distrito más poblado del país.

La titular del, Mirta Petrocini, destacó la convocatoria de la administración bonaerense frente a la amenaza de sanciones que lanzó la secretaria General de Cultura y Educación, Nora de Lucía, para los docentes que pararon y para los directores que no abrieron escuelas.
El conflicto se inició tras la firma del acuerdo paritario que provocó la división del frente docente luego de que los gremios de SUTEBA y la Unión de Docentes de la Argentina (UDA) firmaron con el gobierno de Scioli un incremento del 40% que llevaría el básico a $7000. La entidad que preside Petrocini y la Unión de Docentes de Buenos Aires (UDOCBA), que reclaman llevar ese mínimo a $ 9000, rechazaron la propuesta y anunciaron el paro para el arranque del año lectivo.

Ayer el conflicto sumó un nuevo capítulo cuando la funcionaria De Lucía adelantó sanciones para los docentes en protesta. De Lucía consideró a la prensa que el paro de maestros que se inició el lunes fue convocado por "un sector minoritario" sindical y recordó que SUTEBA, sindicato que tiene la mayor cantidad de afiliados, se mantuvo por fuera de la medida de fuerza.

La directora bonaerense advirtió en ese orden que "tenemos un estatuto que dice que los directores tienen la obligación de garantizar que los establecimientos estén abiertos. A los docentes les cabe una sanción pero al director un sumario, y vamos a usar todas las herramientas de la ley para imponer sanciones".

La advertencia de la funcionaria local concitó el rechazo de la FEB, que contrapuso la medida de De Lucía con la convocatoria al diálogo que más tarde llegó desde el Ministerio de Trabajo a cargo de Oscar Cuartango.