Randazzo y Aníbal Fenández contra sindicalistas

Compartir en:

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, denunció hoy la existencia de "una mafia" detrás del accidente ferroviario ocurrido ayer en inmediaciones de la estación de Temperley, que dejó un saldo de unos 45 heridos.

"Hay una mafia detrás de todo este tema, donde son más empresarios que sindicalistas en algunos casos, que trabajan específicamente para sus propios beneficios y no para beneficio de los derechos de sus trabajadores y de la sociedad", afirmó el ministro.

"En la víspera, el ministro Randazzo iba a presentar 52 trenes nuevos en la estación de Temperley, precisamente, pero mire qué casualidad", ironizó el funcionario esta mañana, al ingresar a la Casa de Gobierno, en su habitual contacto con periodistas.

Por su parte y en n conferencia de prensa, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que el tren que anoche protagonizó un accidente, "atravesó semáforos en rojo y desoyó los pedidos de la torre de control para que detuviera la marcha".

"Parate, parate 2277", repetía la torre de control al conductor de la formación, según una grabación hecha pública por Randazzo durante una conferencia de prensa realizada esta mañana en Casa de Gobierno. "Yo no creo en brujas pero que las hay las hay", señaló el funcionario al expresar sus sospechas de que se trató de un boicot, poco antes de la puesta en marcha de nuevas formaciones en la Linea Roca.