Rige alerta por sudestada

Compartir en:
Ya son 20 mil las personas damnificadas en territorio bonaerense.

A una semana del inicio de las fuertes tormentas el Río Luján creció incesantemente y ayer entre las 19 y las 22 llegó a su pico más alto en la historia: 5,43 metros.

En un contexto donde las inundaciones no dan tregua, el agua sigue avanzando sobre las zonas afectadas y ya suman seis distritos bonaerenses. Sin embargo la ausencia estatal es total y recién en la jornada de hoy llegarían las autoridades a las zonas afectadas.

Luján, Lobos, Carmen de Areco, Salto, La Matanza y Arrecifes son los zonas más castigadas.

Desde horas del mediodía rige el alerta meteorológico por vientos fuertes de hasta 70 kilómetros por hora para el Río de la Plata, zonas costeras y el Delta del Río Paraná, podría complicar la situación en los distritos afectados, donde suman 20 mil las personas damnificadas.

"La emergencia se va a prolongar y debemos prepararnos para eso", alertó el jefe de la dirección de Protección y Defensa de la Comunidad (Prodecom), Javier Sosa. El funcionario aseguró que como se esperan nuevas lluvias "no sabemos si (el río) va a subir mucho más, pero permaneceríamos una mayor cantidad de días con una gran cantidad de agua acumulada".

A raíz de las inundaciones, la Terminal de ómnibus seguía inoperable, varias calles fueron cerradas al tránsito e incluso se clausuró el cementerio municipal. Además, la Basílica tenía 10 centímetros de agua adentro.

Entre las zonas más afectadas por la inundación resaltaban las localidades de Mercedes, con cerca de 3 mil evacuados, San Antonio de Areco, con casi un millar, y Salto, con 900 personas alojadas en centros oficiales, de acuerdo a reportes municipales.

Si bien el gobierno provincial no unificó en un reporte la cantidad de evacuados en todo el territorio bonaerense, voceros de los municipios afectados señalaron que el número de personas alojadas en centros oficiales fluctuaba en razón de la persistencia de las lluvias, una eventual bajante de los ríos y la necesidad de varias familias de cuidar sus viviendas.

En este marco, el Ejército Argentino comenzó ayer a asistir a inundados de las distintas localidades bonaerenses. La Secretaría de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias (CME) desplegó equipamiento con personal, vehículos y efectivos en Bragado, Irala, General Viamonte, San Miguel del Monte, Luján y La Matanza.

Según informó la cartera, en Bragado e Irala, hay camiones del Grupo de Artillería 10 "Tte. Gral. Bartolomé Mitre" que realizan tareas de apoyo logístico y traslado de médicos y docentes hacia las zonas afectadas. En tanto, efectivos del Comando de Brigada Blindada 1, trabajan con dos unimog, un camión REO y un Mercedes Benz 1518 en San Miguel del Monte que transporta personal hacia las zonas de la ciudad afectadas por las lluvias.

Un informe especial del Servicio Meteorológico Nacional indicó que las precipitaciones en los primeros días de agosto superaron los niveles usuales de cantidad de agua acumulada en el mes y en apenas dos días hubo más de 240 milímetros en zonas del norte y centro bonaerense.