Trabajadores cebolleros lograron una mesa de negociación

Compartir en:
Luego de permanecer durante más de 10 horas sobre la Ruta 3, a la altura de Pedro Luro, campesinos y campesinas del sur bonaerense lograron abrir una mesa de negociación con autoridades nacionales y locales que pretendían aplicar sobre el eslabón más débil de la cadena de producción las cargas impositivas de la AFIP.

 

La jornada incluyó a cebolleros de Mayor Buratovich, Hilario Ascasubi, Pedro Luro, Juan Pradere, Villalonga y Carmen de Patagones, quienes denunciaron la persecución a la que son sujetos por parte del Estado, y hubo momentos de tensión por la fuerte presencia policial que pretendía impedir la protesta.

Laura Vásquez, trabajadora cebollera e integrante de la rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos, expresó que “después de 6 horas de negociación con la Secretaría de Trabajo de la Nación, la Subsecretaría de Desarrollo Social de Villarino y concejales locales acordamos que se destraben los controles que recaían sobre nosotros, en lugar de caer sobre los dueños de los campos”. En ese sentido, explicó que acordaron iniciar desde ahora un diálogo para formalizar su trabajo de cara a la campaña 2020.

Además, agregó que “hasta el momento, la AFIP pretendía que nosotros nos formalicemos cuando la temporada de trabajo en la zona es de apenas tres o cuatro meses. Ahí tenemos que juntar el dinero para poder vivir todo el año”. En ese marco, agregó además que “si nosotros nos formalizamos, dejamos de percibir el Salario Social Complementario (SSC), que es la herramienta que hemos conseguido para subsistir el resto del año”, y reclamó que el Monotributo Social sea compatible con el SSC, para poder estar en blanco y cumplir con todas las demandas del Estado.

Por otra parte, adelantó que mañana viernes mantendrán una reunión con el intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, donde abordarán las problemáticas locales que atraviesa el sector, en una mesa de diálogo que quedará abierta para abordar otras iniciativas. Los trabajadores del sur cebollero nucleados en el MTE habían reclamado mejores condiciones sanitarias.