Tres semanas de toma en el Olga Vázquez

Compartir en:
Ya pasaron 21 días que comenzó el conflicto por uno de los centros culturales más importantes de La Plata, que mantiene las puertas cerradas a causa de un conflicto entre sus participantes que aún no logran resolverlo, a pesar que referentes piden su reapertura.

 

Ubicado en el centro de la ciudad, reconocido por sus cooperativas de trabajo autogestionado y por sus actividades diversas. Para entender los motivos detrás de este conflicto basta con leer los comunicados que los actores en pugna han subido a sus redes sociales.

En resumen se podría decir que hay quienes creen que “el Olga no debe estar vinculado a la política y a las actividades lucrativas” y del otro lado quienes reivindican “las actividades políticas como elemento constitutivo del centro cultural, al igual que sus actividades de trabajo autogestivo”.

Esta diferencia de posiciones alcanzó su punto máximo el 11 de Noviembre cuando uno de los espacios decidió echar a Patria Grande (referenciados con Leandro Amoretti y Luis Arias en La Plata). Desde ese entonces la escena en Av. 60 entre 10 y 11 ha ido mutando en cuanto a sus características pero mantiene una constante: puertas cerradas.

En un video que publicaron desde Patria Grande en los últimos días, se muestra a varios de los militantes de este espacio que - producto del cierre del lugar - se encuentran sin poder trabajar y por ende sin percibir sus ingresos básicos. Sin embargo, esta no es su única preocupación, ya que la parálisis del Olga ha provocado el alejamiento de cientos de personas que concurren todos los días a este espacio.

En este sentido se expresó Sofía Urosevich, una de las integrantes del sector expulsado: “Lo están destruyendo, poniendo en juego para siempre la posibilidad de una expropiación definitiva, están debilitando la relación con los vecinos y vecinas, su habilitación, su historia”.Por otro lado, agregó que “la prioridad tiene que ser avanzar en un acuerdo que permita poner el centro cultural nuevamente en funcionamiento para dar las batallas culturales que el actual escenario político y social en la región nos exigen”:

Sin involucrarse con ninguna de las partes entre las que se da la discusión, varios artistas, referentes sociales e incluso ex integrantes del centro cultural se han manifestado por la reapertura del espacio y por la restitución de sus actividades.