Alberto al gobierno, las pibas al poder


Por Rodrigo Romero Bazterrica
 

la verdad es que no podemos dejar pasar que esta semana se conmemoró otro #3J, en conmemoración a la primera marcha del Ni una Menos de hace seis años. Por motivos pandémicos, no hubo marcha presencial multitudinaria, lo que no quitó que se inundaran las redes sociales con carteles, cumpliendo la consignada pautada de armar alto cartelazo.

Lo que comenzó allá por el 2015 en una movilización en contra de los femicidios y las violencias hacia las mujeres, año tras año, ha ido transformando sus consignas según los diferentes contextos y discusiones que se atravesaban, y se ha ido fortaleciendo, ganando cada vez más visibilidad en el espacio público. Es un movimiento que ha sabido hacer resistencia y que, en los últimos años, se encuentra con el primer Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad (tanto a nivel nacional, como provincial), con aborto legal, con la ley de los 1000 días, con cupo trans en los diferentes organismos públicos y con una ley de parto respetado. Sin dudas, de las más grandes conquistas del feminismo en los últimos años de nuestro país.

Aunque las batallas ganadas son muchísimas, desde este humilde lugar, no podemos dejar pasar el informe de la organización MuMalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana, difundido hace poco, donde se registró un total de 94 femicidos en lo que va del año en la Argentina. Entre ellos, 15 vinculados y 4 trans-travesticidios, lo que significa uno cada 38 horas. Mucho menos, no podemos dejar de mencionar que hace más de 80 días que nos estamos preguntando: ¿Dónde está Tehuel?

Continuando con las mujeres, esta semana habló Carla Vizzotti, hinchada los ovarios (como la mayoría de nosotros y nosotras) y dijo algunas cositas.

En conferencia de prensa y desde Casa Rosada, la ministra de Salud de Nación rechazó los cuestionamientos al Gobierno por parte de la oposición respecto a la campaña de vacunación contra el coronavirus y pidió “saltar esta grieta respecto al uso político que está teniendo la pandemia“. En esta sintonía, aseguró que su prioridad es vacunar y bajar los contagios y que van a informar y desmentir todo lo que sea necesario para sostener el eje de lo que se proponen. “Para este Gobierno, la salud es prioritaria”, subrayó la funcionaria.

Y, por último, apuntó contra a oposición psiquiátrica: “Necesitamos pedirle a cada actor de los arcos políticos que bajen la tensión y la obsesión que tienen con Pfizer, porque la Argentina quiere comprar la vacuna de Pfizer, Pfizer le quiere vender la vacuna a la Argentina, y estamos trabajando para eso“.

A tener en cuenta, el tandem Laura Alonso-Pato Bullrich. Mientras la primera tira a mansalva vía Twitter (cuando digo a mansalva es desde que se despierta hasta que se va a dormir, cada 5 minutos), la segunda tira a mansalva en los medios. Ambas en equipo, ambas buscando el punto donde hacerle pisar el palito al oficialismo. Ambas generando infodemia. Ambas al pie de la letra del manual con el que está actuando la derecha a nivel mundial.

Esta semana también tuvo una aparición rimbombante en los medios Mauri. Contando, entre otras cosas, que cuando el país se prendía fuego, él apagaba la realidad a las siete de la tarde y prendía Netflix para ver un poco de ficción. No vamos a ahondar, esta semana #PasaronCosas viene con las mujeres como protagonistas exclusivas.

Para cerrar, aplausos para un gobierno que le da un rol central a la mujer: Cecilia Todesca, Carla Vizzotti, Graciana Peñafort, Estela Díaz, Vilma Ibarra, Cecilia Nicolini, Mariel Fernández y siguen las firmas. ¡Chapeau!


#BonusTrack
Esta semana me tocó inocularme la vacuna. Tocó la rusa. Se los dije en persona a José y Ayelén y aprovecho este medio para volver a decirlo: muchísimas gracias a todas las personas que están en cada uno de los puestos de vacunación. Irradian amor, respeto, buena onda. Desde la primera hasta la última… Sinceramente son un orgullo y, aunque no lo asuman, están haciendo historia.