Argentina adhirió al Pacto por la Información y la Democracia


La actividad se desarrolló en el Salón de los Pueblos Originarios de la Casa Rosada donde el secretario de Asuntos Estratégicos y Presidente del CES, Gustavo Beliz, expresó: “Aspiramos a que este sea un debate informado y respetuoso, enormemente significativo en un momento muy importante e histórico donde la Argentina adhiere al pacto por la desinformación y la democracia”.

El pacto nace en septiembre de 2019 al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas, siendo luego presentado con un amplio informe redactado por Reporteros sin Fronteras y diez organizaciones independientes de la sociedad civil, en la reunión de la Alianza para el Multilateralismo en el marco del Foro de Paz de París de noviembre del 2020.

Entre sus objetivos, promueve la visibilización de las necesidades de los gobiernos para brindar un marco regulatorio actualizado y acorde a los últimos avances tecnológicos e informáticos y fomenta un entorno que propicie que los ciudadanos dispongan de información fiable. Tiene 43 países adherentes.

Al respecto Beliz indicó “Esta adhesión nos compromete como país para buscar caminos imaginativos que respeten la libertad y que también promuevan esa mayor nivel de crecimiento en el marco de la democracia que todos amamos y que va a cumplir dentro de poco 40 años”.

El foro contó con la participación de expertos internacionales, especialistas y académicos de la Argentina, así como representantes del Poder Legislativo Nacional y actores privados.

En la apertura, la Consejera Marita Carballo indicó que “este Foro se enmarca en el proyecto de Democracia Innovadora que venimos trabajando desde el Consejo Económico y Social. Las redes sociales, la robótica, la inteligencia artificial despiertan fuertes debates éticos de cara al futuro, aportan ventajas y beneficios, pero también presentan riesgos potenciales”.

El primer panel intitulado “¿Cómo evitar la propagación de noticias falsas a través de las plataformas digitales?” tuvo como moderador al asesor de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, Tomás Villalba, y contó con la participación de Krisztina Stump, jefa de la Unidad de Política Audiovisual y de Medios de la Dirección General de Redes, Contenidos y Tecnología de Comunicaciones (DG CONNECT) de la Comisión Europea; Pedro Less, vicepresidente de Políticas Públicas de Facebook América Latina; Eleonora Rabinovich, jefa de Política Pública y Asuntos Gubernamentales Google Cono Sur y Naïma Moutchou, diputada Francesa del Val d’Oise.

Allí, los disertantes, repasaron la experiencia europea iniciada en el año 2018 a partir del “Código de Buenas Prácticas contra la desinformación” firmado por las plataformas Facebook, Google, Twitter y Mozilla, así como por anunciantes y partes de la industria publicitaria.

El segundo panel “Desinformación: la erosión del espacio público democrático y su incidencia en las campañas electorales” tuvo como moderador a Alberto Dalla Vía, juez de Cámara en la Cámara Nacional Electoral.

Participaron Mario Riorda, presidente de Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales y director de la Maestría en Comunicación Política de la Universidad Austral; Alfredo Héctor González Luenzo, senador Nacional del Frente de Todos por la Provincia de Chubut; Olga Cavalli, especialista en TIC e internet, profesora de la UBA y directora de ARGENSIG (Escuela Argentina de Gobernanza de Internet) y María Carla Piccolomini, diputada Nacional del PRO por la Provincia de Buenos Aires.

Los participantes del panel abordaron la preocupación por el impacto que las noticias falsas pueden tener en el proceso democrático, a partir de su impacto en el debate público, en la polarización social y en la equidad en la competencia política.

El tercer panel “Fake news, discursos de odio y libertad de expresión ¿cuál es su relación?” fue moderado por Marita Carballo, Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas y miembro de número de la Academia Nacional de Educación.

Los disertantes Ulrich Kelber, alto Comisionado del Gobierno Alemán para la protección de datos y libertad de información, y Martín Becerra, investigador principal en el CONICET y docente de la UBA, se interrogaron sobre cuál debe ser la respuesta legítima a la desinformación, cuáles son los riesgos que se pueden derivar de la imposición de filtrado y etiquetado de la información y la posibilidad de encontrarnos ante un sistema de censura privada que ponga en riesgo el pluralismo de la red.

La actividad también contó con el mensaje de adhesión de Luis Felipe López Calva, director Regional del PNUD y subsecretario General de la ONU y de Christophe Deloire presidente del Foro de Información y Democracia, quien expresó “Felicito a la Argentina por sumarse a este esfuerzo multilateral. Esta es una muy buena noticia para nuestra capacidad de proteger el debate público democrático”.

También se proyectaron mensajes de concientización como el de Wojciech Wiewiórowski, Paloma Herrera; Claudia Piñeiro, Reynaldo Sietecase; Mateo Sujatovich; Emilia Attias; Editorial Chirimbote; Claudia Vasquez Haro; Andres Bruzzone; Pablo Bernasconi; Jan Martinez, Carolina Luján, Sebastián Crismanich, Mariana Carbajal y Tute.