Convenio con el ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad


El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, firmó acuerdos de cooperación recíproca y asistencia con el ministerio de las Mujeres de la Nación, a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta.

Esta rúbrica se da con la finalidad de implementar acciones de formación, capacitación y transversalización de la perspectiva y diversidad de género en la Educación Superior, mediante capacitaciones y desarrollar entre ambas instituciones programas de cooperación técnica, académica, científica, pedagógica y cultural.

El presidente de la UNLP, Fernando Tauber, acompañado por el secretario General, Patricio Lorente y la prosecretaria de Derechos Humanos, Verónica Cruz rubricaron un convenio macro y otro específico con la titular del ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. También participó del encuentro la subsecretaria de Formación, Investigación y Políticas Culturales para la Igualdad, Diana Broggi.

Para el presidente Tauber, “es fundamental contribuir a la producción de condiciones socio institucionales tendientes a visibilizar y desnaturalizar problemáticas de violencias por razones de género. Capacitar y aportar a la formación de nuestros funcionarios, docentes, nodocentes y estudiantes es una herramienta clave en este sentido”.

“Desde la prosecretaría de Derechos Humanos, y desde sus direcciones de Género y Diversidad y Políticas Feministas celebramos la firma de estos acuerdos  tendientes a erradicar la violencia por motivos de género en el ámbito universitario. Nosotros  asumimos el desafío y la responsabilidad de profundizar la construcción de una Universidad más inclusiva, más igualitaria, más democrática y feminista”, remarcó Verónica Cruz.

Finalmente, Gómez Alcorta destacó “los avances de la UNLP en materia de género y diversidad”, al tiempo que valoró especialmente “la puesta en marcha de acuerdos en entre el Ministerio y la Universidad Pública, como ámbito natural y propicio para generar e impulsar políticas de igualdad e inclusión”.

A través del acuerdo específico, la UNLP  se compromete a  elaborar indicadores y evaluar resultados respecto a la capacitación en Ley Micaela del personal de la Universidad; también identificar los déficits en el modelo de atención de situaciones de violencia de género, derivados de la formación profesional sin perspectiva de género y diversidad de las carreras principales para la prevención, sanción y erradicación de la violencia por motivos de género.

El convenio prevé además concentrar esfuerzos tendientes a institucionalizar la perspectiva de género y diversidad en la Universidad y diseñar estrategias para la inclusión de mujeres y diversidades en las carreras de ciencias básicas y aplicadas, la investigación y la innovación.

Por último, se prevén acciones tendientes a la incorporación de la diversidad sexual en la Universidad y el intercambio de experiencias, información y metodologías de trabajo entre ambas instituciones.