Cuánta razón tenía Jauretche, Argentina de mi lifeeee


Por Rodrigo Romero Bazterrica

Alerta Spoiler: todo lo que leas a continuación te jurooo que pasó en nuestro País. No es un capítulo de Black Mirror, no es parte de la serie Love Death + Robots, incluso, ni cerca de ser una escena de alguna película de ciencia ficción que nos muestra un futuro distópico donde un virus arrasó con la humanidad.

Repasemos la semana tranquila que tuvo nuestro país:

Una bomba en la sede de La Cámpora hizo amanecer convulsionada a la ciudad de Bahía Blanca. Párrafo aparte para los panfletos que acompañaban las explosiones y que invitaban, entre otras cosas, a empezar a una purga (sí, sí, como la saga cinematográfica).

A la presidente del Pro, nuestra querida Patricia Bullrich, ya se le volaron los pocos patos que le quedaban en fila. Cierto o no, salió a decir por todos los medios que el presidente, Alberto Fernández, y el exministro de Salud de la nación, Ginés González García, habían pedido un retorno (la famosa cometa) para dejar ingresar al país las vacunas de Pfizer. A ver, no solo le soltó la mano Joaquín Morales Sola, periodista que acompañaba en sus dichos a la Pato, sino también sus compañeros de espacio y hasta la mismísima empresa estadounidense que, a los 20 minutos, ya tenía un comunicado circulando por todos lados, afirmando que esto no era así. Hasta nuestro amigo hincha del Pincha, Hugo Alconada Mon, la dejó solita. ¿En dónde quedó el #EspaldaconEspalda?

Para colmo, uno de los diarios de cabecera de la oposición (entre nos “La Nashion”), convocó nuevamente a una marcha para el feriado del 25 de Mayo. La consigna: marchar quejándose de las medidas llevadas adelante por el gobierno para reducir la circulación de la población. Se ve que la gente toma cada vez más conciencia de la situación porque eran 11, contando al psiquiátrico que, con una bandera argentina en la mano y a los gritos, anunció que a su madre le habían puesto la Sputnik y que se le pegaban los imanes en el brazo (Magneto, el X-Men, por las dudas sacó una solicitada diciendo que él no tiene nada que ver).

Ni que hablar del veterano de Malvinas que marchó pidiendo libertad, que apenas tenía 27 años. Sí, tenía 27, pero para el año 82 ya tenía como mínimo 18… ¿No te dan los números? Tranqui, a mí tampoco.

La Corte Suprema de Justicia volvió a ser noticia. Te preguntarás ¿qué hicieron? Te cuento: los mismos que dijeron que era inconstitucional el DNU del presidente y, por lo tanto, los pibes de CABA debían tener clases presenciales, y que firmaron digitalmente su pronunciación, son los mismos que ahora dijeron que “en el actual contexto epidemiológico y sanitario y, por razones de salud pública, el Tribunal considera necesario restringir la asistencia tanto del personal público en general a los diferentes tribunales y oficinas. Por lo que corresponde limitar al mínimo posible la atención presencial del público…”.

En fin, una buena, esta semana llegaron bocha de vacunas. Ya se empezaron a liberar las que estaban trabadas de AstraZeneca y van a seguir llegando. Se estima que, para principios de la semana que viene, Argentina alcance las 20 millones de vacunas. Ni hablar de que Carla Vizzotti y Cecilia Nicolini se encuentran en Cuba viendo los avances del desarrollo de las vacunas Abdala y Soberana. Ya sé, falta, pero estamos un paso más cerca de salir de esta bendita pandemia.

En Post Político Radio, miércoles de 15 a 16 h en FM Nuevos Aires 99.7 (siempre hay espacio para el chivo), lo hablamos con el investigador del CONICET en el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos, Guillermo Docena. Qué lástima que el Brasil de Bolsonaro se encuentre en otra sintonía.

¿Se imaginan una Latinoamérica unida, produciendo vacunas entre Cuba, México, Brasil y Argentina e inmunizando a toda la región? Te juro que de solo pensarlo se me eriza la piel…