El curioso caso de Horacio Larreta y la cuarta pared

Por Rodrigo Romero Bazterrica

¿Puede un político sin carisma conseguirla para la campaña? ¿Puede alguien que no está acostumbrado a salir de su solemnidad, mezclarse con los otros, las otras y les otres? ¿Puede una persona construída a base del coaching y del marketing impregnarse de política? ¿Puede ser un buen presidente alguien que haya sido intendente de CABA? ¿Puede Larreta traspasar la pantalla?

La respuesta a todas estas preguntas es: NO.