El gobierno dispuesto a resolver problemas en Agricultura


La referenta nacional de la Rama Rural del MTE-UTEP, Elsa Yanaje, celebró la presentación que realizó el presidente Alberto Fernández del plan de inversiones para el fortalecimiento del sector y el proyecto de decreto para reglamentar la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina.

La productora hortícola de La Plata destacó que “el anuncio es buena noticia no solo por lo que representa en sí mismo, sino porque muestra la voluntad política y la dirección del gobierno para empezar a resolver los problemas que enfrenta el sector”. Asimismo, valoró que la convocatoria del mandatario al Consejo Nacional de la Agricultura Familiar y el encuentro con referentes y referentas de distintas organizaciones se haya producido el Día del Agricultor y la Agricultura celebrado ayer.

En ese sentido, Elsa Yanaje expresó que “esta decisión nos brinda la certeza de que el presidente defiende los derechos de los campesinos. Consideramos que es un gran paso porque no se queda en mera declaraciones sino que brinda recursos concretos para avanzar en los desafíos del campo que produce cerca del 65 por ciento de los alimentos que consumimos a diario en el país, y da lugar al 55 por ciento del trabajo rural”.

También apuntó que “se trata de un reconocimiento para el sector que durante esta pandemia demostró ser estratégico al momento de paliar la difícil situación social que sufre buena parte de los y las Argentinas, produciendo alimentos baratos, sanos y nutritivos”.

Por último, la referente del MTE Rural señaló que la inversión de 13 mil millones de pesos y la implementación de Ley 27.118 “es un paso importante pero hacen falta más recursos y sobre todo una clara política de acceso a la tierra para las familias agricultoras”.

En tal aspecto, Elsa Yanje aclaró que “si bien jamás vamos a criminalizar la toma de tierras ociosas de parte de familias que buscan desesperadamente un lugar donde vivir, los pequeños productores y productoras hemos planteados en infinidad de ocasiones que queremos créditos blandos para acceder a unidades productivas que nos permitan seguir produciendo alimentos y avanzar decididamente hacia la agroecología para cuidar el medio ambiente y la salud de nuestras familias y la de los consumidores”.