El municipio continúa con las fumigaciones


En el marco de la campaña contra el dengue, la Municipalidad de La Plata informó que culminó la primera etapa las fumigaciones en espacios públicos y que el cronograma continuará siguiendo el mapa epidemiológico. En tanto, informaron que deben hacer los vecinos para pedir que les retiren los cacharros.

Según se precisó desde la Secretaría de Salud municipal, a través de la Dirección de Zoonosis, continúa la campaña que inició en el mes de agosto para evitar la reproducción del mosquito transmisor de la enfermedad.

En tal sentido, esta semana finalizaron las fumigaciones en los distintos espacios públicos de las delegaciones y el casco urbano. De este modo, en los próximos días se planificará un nuevo calendario para volver a comenzar dicha tarea.

Al respecto, el Secretario de Salud local, Enrique Rifourcat, precisó: “Seguimos realizando controles, pero necesitamos que los vecinos no se olviden del descacharrado intradomiciliario, la responsabilidad individual es fundamental para evitar la reproducción y propagación del Aedes aegypti”.

En este sentido, la Comuna insta a las familias de la ciudad a deshacerse de todos los objetos inservibles que conserven en sus hogares y que pueden acumular agua, sirviendo de este modo como criaderos del mosquito responsable de la transmisión del dengue.

Una vez identificados los cacharros inservibles, los vecinos deben embolsarlos y, en esa instancia, tienen dos opciones: tirarlos en el cesto para que se lo lleve el camión recolector de basura o comunicarse con el teléfono de la delegación correspondiente para que trabajadores municipales retiren las bolsas”, explicó el funcionario.

RECOMENDACIONES

Vale recordar que, para evitar la reproducción y proliferación del mosquito transmisor, así como una posible picadura, desde la Municipalidad se recomendó a los vecinos y vecinas cuidar y desmalezar los jardines; y cortar el pasto una vez por semana.

Del mismo modo, se aconseja secar el agua de veredas y terrazas; eliminar cualquier elemento, envase o recipiente al aire libre capaz de acumular escasos volúmenes de agua limpia, como cubiertas y macetas en desuso; destapar canaletas y desagües obstruidos.

También se indica usar repelente en forma permanente y ropa que cubra las extremidades; cambiar cada 24 horas el agua de los floreros y bebederos de animales; pulverizar con insecticida para mosquitos los muebles que no tocan el piso; y colocar mosquiteros en las ventanas.