En qué te han convertido Argentina


Por Rodrigo Romero Bazterrica

¿Me pasa a mí solo o a vos también te resulta pesada, cansadora, frustrante esta Argentina del siglo XXI?

Repasemos lo que fue solo la última semana: nuevamente, bolsones con guita tirados por ahí en los estudios de la TV Pública, (a principio de semana eran 4 palos pesos, hoy ya son 12); la referente de la oposición (?), Pato Bullrich, en los medios pidiendo que la gente se compre su propia vacuna (pasó de hacer marchas durante toda la cuarentena y de ser parte de la campaña de desprestigio de la Sputnik V, a esto. No tiene remate, ni desperdicio); la Oficina Anticorrupción presentó una denuncia penal contra el expresidente, Macri, por el préstamo del FMI; el diputado nacional, Waldo Wolff, (más conocido por instalar # en la red del pajarito que por su labor parlamentaria) quejándose porque no es convocado por los medios (te juro que está a nada de decir que el marido de Píparo es un preso político); las y los viejos durante horas amontonados y abajo del sol en CABA para darse su vacuna sin que a Larreta se le mueva un pelo (sí, fue irónico); los que defendían el libre mercado atacando a la Editorial Sudestada por su decisión “editorial” de no vender el libro de Mauricio; los incendios intencionales en la Patagonia Argentina (son unos HIJOS DE PUTA) y Sarlo… sí, Beatriz Sarlo.

¿Cuán oneroso tuvo que haber sido el premio para terminar completamente desprestigiada? Entiendo que tuvo que haber algo por el estilo porque, si no, no se entiende que una supuesta intelectual respetada por todos sea tan ingenua (léase boluPIIIIIIP) de salir a cacarear en los medios que le habían ofrecido algo de una manera que en los hechos quedó más que demostrado que no fue así.

Y aún con el hecho demostrado en la justicia, Clarín y La Nación siguieron insistiendo con las tapas de sus diarios. Son medios que no dejan de cruzar la línea, bah… ya viven del otro lado. Lo cómico de todo esto es que ambos medios fueron elegidos por el programa Google News Showcase. Según el programa del gigante digital norteamericano, fueron seleccionados por sus noticias de “calidad”.

Sin ir más lejos, La Nación es parte de la organización The Trust Project, un consorcio internacional de medios de comunicación que establece estándares de confianza y trabaja con plataformas tecnológicas para reafirmar el compromiso del periodismo con la transparencia, la precisión, la inclusión y la imparcialidad, de manera que los lectores puedan tomar decisiones informadas (¡¿WTF?!).

La pregunta es: si esto está pasando en los grandes medios del país, ¿entonces en dónde se da esa batalla cultural? El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, automáticamente conocida la presentación de Sarlo en la justicia, salió y habló en TN. ¿Está bien? ¿Está mal? ¿Sirve? Si la gente que mira TN o el nuevo La Nación + (cada vez más parecido a FOX News) no tiene intenciones de escuchar nada que provenga del oficialismo. Si por más que el gobernador y la justicia muestren que Sarlo es una mentirosa, al otro día las tapas de los medios más importantes del país van a decir otra cosa.

En fin, ¿no será hora de que el gobierno se ponga los pantalones y, de una buena vez por todas, comience a apoyar seriamente a los medios como Cenital, Revista Anfibia, Redacción y otros tantos que la peleamos, día a día, para construir un periodismo de calidad? Sí, ese que nos enseñaron en una facultad pública y gratuita. ¿No será una solución que las diferentes facultades de periodismo del país generen medios fuertes y con agenda propia? Dejo esta idea al pasar…