Grooming: ¿Cómo habitamos los ecosistemas digitales?


Por Jerónimo Guerrero Iraola

Hablar de Grooming nos debe llevar, inicialmente, a ponderar algunas dimensiones propias de la cuarta revolución industrial. Uno de los elementos centrales, es el solapamiento entre la experiencia offline y online. En Argentina, según datos de la plataforma Hootsuite[1], somos aproximadamente 35.09 millones de usuarios/as conectados/as a Internet, lo que representa un 78% de la población. Las y los argentinos/as pasamos, en promedio, 8 horas 47 minutos por día conectados/as. En materia de Internet en los teléfonos móviles, nuestro país registra 33.41 millones de usuarios. Transitamos un promedio de 4 horas 32 minutos frente a los espejos negros de nuestros dispositivos.

¿Qué implica esto? Una forma diferente de habitar los ecosistemas digitales. Ya no somos aquellos/as que se sentaban frente a una computadora de escritorio, se conectaban a Internet de 56K vía dial-up, y revisaban correo. Hacemos todo. Jugamos, socializamos, consumimos cultura, amamos, trabajamos, entrenamos, nos distendemos. Todo ello, a instancias de nuestros dispositivos. Ello implica, desde el vamos, desafíos en torno a la construcción de estándares en materia de ciudadanía digital.

En ese contexto, los niños y las niñas pasan varias horas al día frente a las pantallas. YouTube, TikTok, y otras redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, por poner algunos ejemplos), consolas de juegos (conectadas a servidores). El punto, entonces, pasan a ser los riesgos emergentes de estas dinámicas de vida al interior de los entornos digitales. El Grooming, es un claro ejemplo de las nuevas modalidades de comisión de delitos en perjuicio de niños, niñas y adolescentes.

Es central que hablemos del tema. ¿Qué es Grooming? En la página Argentina.gob.ar, encontramos una definición clara: “El Grooming es la acción deliberada de un adulto, varón o mujer, de acosar sexualmente a una niña, niño o adolescente a través de un medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como por ejemplo redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chat o juegos en línea.[2] A su vez, tal como puede leerse en el sitio, las/os adultos/as que realizan Grooming se valen de perfiles falsos, por medio de los que intentan generar relaciones de confianza y/o amistad con las víctimas.

El 4 de diciembre de 2013, se promulgó la Ley 26.904,[3] que incorporó la figura del Grooming al Código Penal. El Grooming es un delito. El artículo 131 expresa que: “será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

Además, como se expresa en la página Argentina.gob.ar, el Grooming puede ser la puerta de entrada a otros delitos también penados por la legislación, como la obtención de material de abuso o explotación contra las infancias y adolescencias; la generación de encuentros personales con las víctimas con la finalidad de cometer abuso sexual físico; o la comercialización en redes de explotación sexual contra infancias y adolescencias. Es vital que podamos hablar del tema. Primero, que conozcamos de qué se trata. Luego, que empecemos a pensar en la importancia de capacitarnos, de difundir nuestros derechos, de gestar colectivamente los estándares para la edificación de una ciudadanía digital.

Tenemos que hablar con los/as niños, niñas y adolescentes sobre la cuestión, desarrollar marcos de confianza que permitan, además, generar estrategias de cuidados comunes. Como adultos/as, no desentendernos de lo que sucede allí, en los entornos digitales. Por último, si sucede, si ves alguna situación que podría encuadrar dentro de la figura de Grooming, o si estás siendo víctima, podes comunicarte gratuitamente al 137 desde cualquier rincón de nuestro país.


[1] https://datareportal.com/reports/digital-2020-argentina

[2] https://www.argentina.gob.ar/grooming

[3] http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/220000-224999/223586/norma.htm