Impacto de la pandemia en la economía local


Por Julia Galizzi

La pandemia golpea fuerte a la economía local y profundiza aún más la crisis en la cual ya venía inmersa la ciudad

Para analizar el impacto de la pandemia sobre nuestra economía local, cabe realizar un mínimo repaso de cómo venía desarrollándose la actividad económica en la ciudad, previa a la aparición de la pandemia.

La actividad económica en los meses previos a la cuarentena lejos estaba de recuperarse. En el 1° trimestre de este año, tuvo una caída del 7%, lo que suma 8 trimestres consecutivos de derrumbe en el nivel de actividad.

En cuanto a la estructura productiva del municipio, el comercio en la ciudad tiene un peso muy importante y desde el año pasado viene aumentando la cantidad de locales comerciales que bajan sus persianas debido a la baja de las ventas, los tarifazos y el aumento de los alquileres. Recordemos que durante enero del año pasado 77 comercios bajaron sus persianas en nuestra ciudad, a razón de dos por día.

En este contexto, el confinamiento obligatorio producto del covid profundizó la crisis en la cual ya estaba inmersa la actividad en la ciudad.

Las ventas cayeron en promedio un 22% en el primer trimestre respecto al año anterior y, durante el mes de abril, donde el efecto de la cuarentena abarca el mes completo debido al confinamiento estricto, la actividad comercial cayó 67% interanual.

En este marco, en el segundo trimestre del año, lo que ocurrió en La Plata en el mercado laboral no fue muy diferente a lo que ocurrió a nivel nacional. El principal impacto sobre el mercado de trabajo se verificó en la caída del nivel de empleo, donde se destruyeron en nuestra ciudad 45 mil puestos de trabajo. Por otro lado, aumentó la desocupación al 9,5%, lo que significa que hay en nuestra ciudad 33 mil vecinos y vecinas desocupadas.

Un dato que es clave aclarar es que la caída en el empleo no se tradujo con la misma intensidad en el aumento del desempleo por la baja de la Tasa de actividad, ya que muchos vecinos y vecinas que perdieron su empleo no salieron a buscar trabajo, se retiraron del mercado laboral ya sea por las restricciones producto del confinamiento obligatorio o por efecto desaliento. Lo concreto es que esto hizo que el gran impacto sobre el empleo no se trasladara a la cifra de desocupados, por la forma de medición (si las personas no salen a buscar empleo por más que no lo tengan, no computan en la estadística de la desocupación), con lo cual existe un desempleo “oculto” y la cantidad de vecinos y vecinas platenses desocupados es, por cierto, mucho mayor.

Profundización de la pobreza y la indigencia

La pobreza aumentó también en la ciudad ubicándose en el 37,4%, el número más alto desde al menos el año 2016 y lo mismo sucedió con el índice de indigencia que trepó al 9,9%. En concreto, en el término de 6 meses, poco más de 60 mil platenses cayeron en la pobreza. Hoy son más de 333 mil vecinos y vecinas de nuestra ciudad que viven bajo la línea de pobreza y casi 89 mil platenses que no pueden acceder a los alimentos básicos para poder vivir.

Por último, los datos que más duelen tienen que ver con la pobreza en la niñez, donde el 56,3% de los niños y niñas del país son pobres. Si trasladamos estos porcentajes a nuestra ciudad, podríamos decir que poco más de 100 mil niños y niñas platenses viven en la pobreza y casi 20 mil en hogares donde los ingresos familiares no superaron los $10 mil por mes, es decir, no les alcanzo para acceder a la canasta básica de alimentos, que en promedio fue de $17mil.

Son datos impactantes y de esperar, si consideramos que 45 mil platenses perdieron su empleo, y la consecuencia directa del desempleo es inexorablemente el aumento de la pobreza. Por otro lado, el sector de trabajadores más afectado fue obviamente el sector informal donde la ley antidespidos no aplica y la flexibilidad está a la orden del día.

Para cerrar este triste panorama, te invitamos a leer “Voces de la pandemia” y que puedas ponerle nombre y apellido a estos números.