IOMA inauguró su espacio de Memoria, Verdad y Justicia


A 45 años del golpe cívico militar de 1976, el presidente de la obra social, Homero Giles, para la inauguración, recibió al ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan y el subsecretario de Derechos Humanos bonaerense, Matías Moreno, quienes encabezaron un sencillo y emotivo acto.

La gestión de la obra social bonaerense tomó la bandera que muchas y muchos trabajadoras y trabajadores sostuvieron a lo largo del tiempo, la del homenaje y reconocimiento de las luchas de los desaparecidos durante la última dictadura, especialmente la de las trabajadoras de IOMA, Gabriela, Inés y Elba.

También, este Espacio Memoria, Verdad y Justicia recoge el reconocimiento de las luchas de no olvido por parte de las trabajadoras y trabajadores de IOMA que desde hace años mantienen viva la memoria de sus compañeras. Con mucha emoción, el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan, expresó: “El mejor homenaje que podemos hacer hoy a nuestras compañeras y compañeros caídas y caídos, es romper esa estructura de odio para que no penetre en sectores de la sociedad donde no debe penetrar”.

Y en este sentido destacó el trabajo y las labores realizadas por el personal de salud en esta coyuntura mundial: “Desde las trabajadoras y trabajadores de la salud, hemos dado prueba a través del modo en que enfrentamos la pandemia, en cómo convertimos nuestro trabajo en un trabajo que es amor, incluso a riesgo de exponer nuestra propia integridad física. Eso también nos une y debe ser una puerta para brindar un homenaje a Gabriela, Inés y Elba, por su lucha. Lucha que llevaron adelante tantas compañeras y compañeros”, agregó el doctor Gollan.

El nuevo Espacio Memoria, Verdad y Justicia del IOMA se inspira en la vida e historia de tres mujeres víctimas del terrorismo de Estado de la última dictadura cívico-militar que fueron compañeras trabajadoras de la obra social. En este sentido, Matías Moreno, subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia manifestó que: “Hoy estamos en un gobierno que retoma las banderas históricas del período 2003/2015, de un gobierno que vuelve a poner a las políticas de derechos humanos en el centro de la escena nacional y provincial. A 45 años del golpe tenemos que reflexionar que pudimos construir el NUNCA MÁS a la dictadura. Hoy, además tenemos que construir el NUNCA MÁS al neoliberalismo como modelo político, económico, social y cultural”.

Además agradeció la invitación del presidente de IOMA, Homero Giles, a formar parte de este acto tan significativo, y agregó: “Este espacio para la Memoria, la Verdad y la Justicia, es un espacio necesario para reflexionar sobre nuestro pasado, pensar nuestro presente y planificarnuestro futuro. Porque es necesario saber que hace 45 años hubo en nuestro país una dictadura militar que secuestró y asesinó a 30.000 personas. Para que eso NUNCA MÁS vuelva a ocurrir es necesario mantener viva la memoria”, reflexionó Matías Moreno.

Por su parte, el presidente de IOMA, Homero Giles, destacó que este era un acto cargado de emoción y declaró que: “La historia de nuestras tres compañeras desaparecidas nos interpela como IOMA en el sentido de la responsabilidad que tenemos por ser una obra social, inclusiva, solidaria, y al mismo tiempo que tiene la obligación de garantizar los derechos, ampliar los que están y construir los que faltan para todas y todos”, expresó el responsable de la obra social.

El Espacio Memoria, Verdad y Justicia es una muestra permanente emplazada en el hall principal de la Sede Central de IOMA. Propone un recorrido histórico por los momentos más lamentables de nuestra historia reciente. También invita a conocer a Gabriela Carriquiriborde, Inés Pedemonte y Elba Beatriz Pirola de Rivelli, quienes transitaron por el Instituto portando sus ideales de justicia e igualdad.

La muestra, asimismo, destaca el trabajo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y de Hijas e Hijos de personas desaparecidas. Por otra parte, el espacio rescata el compromiso de Jorge Julio López con la verdad y la justicia.

En esta fecha tan emblemática, IOMA se sumó además a la convocatoria “Plantemos Memoria”, que llevan adelante los organismos de Derechos Humanos, el Ministerio de Ambiente y la Administración de Parque Nacionales, en la que invita a todas y todos a sembrar 30 mil árboles en homenaje a las personas detenidas, torturadas y desaparecidas por el terrorismo de Estado. Por este motivo, los funcionarios plantaron cuatro ejemplares de Sen del campo un arbusto originario de la Argentina y de otros países sudamericanos.

La Memoria, al igual que la semilla, viene cargada de futuro. Contiene toda la información genética para poder llegar a ser el árbol que late en su destino. En tiempos de incendios, deforestación y cambio climático, invitamos a plantar vida como un acto de memoria y futuro. Porque el recuerdo de cada compañerx detenidx desaparecidx trae consigo el legado de lucha por un país más justo y solidario”. Palabras de quienes organizaron la Campaña “Plantamos memoria”.