IOMA lamentó la actitud de la Sociedad Platense de Anestesiología


El médico integrante del Directorio de la obra social, Pablo Garrido, lamentó la decisión de la Sociedad Platense de Anestesiología que de modo abrupto interrumpió las negociaciones que se llevaban adelante para llegar a nuevos acuerdos prestacionales y de honorarios profesionales con la entidad. 

Garrido consideró que la decisión tomada por la Sociedad Platense de Anestesiología fue una reacción incomprensible, injusta y desmedida al romper abruptamente las negociaciones que se estaban llevando adelante.

En los últimos días la Sociedad Platense de Anestesiología comunicó mediante una solicitada la rescisión del convenio vigente con el IOMA lo que provocará perjuicios para la atención de las afiliadas y los afiliados cuando se cumplan los 60 días previstos de aviso.

Para Pablo Garrido, miembro del directorio del Instituto, “el texto publicado en forma de solicitada no sólo falta a la verdad sino, además, está escrito en un tono de amenaza al universo afiliatorio”.  En un contexto de renegociación de convenios vigentes, la obra social se encuentra en permanentes reuniones tendientes a escuchar la problemática de las entidades profesionales que brindan prestaciones a sus beneficiarias y beneficiarios. Entre otras, IOMA ha mantenido diferentes reuniones con la Sociedad de Anestesiología.

En ese marco y considerando el actual escenario de pandemia y crisis económica, el IOMA ofreció a los profesionales el mejor incremento posible, de acuerdo al presupuesto que dispone y debe gestionar.  Cabe señalar que dicho presupuesto se nutre de un porcentaje de los salarios de trabajadores de la provincia, quienes en el último tiempo no habían tenido mejoras salariales.

En cuanto a los recursos de la obra social, cabe destacar que no sólo no tuvo aumentos, sino que, además, al asumir la actual gestión encontró una deuda de 9.000 millones de deuda y un déficit de 4.000 millones, lo que requirió un trabajo tremendo para lograr ordenar las cuentas del Instituto.

El vocal de Directorio de IOMA, expresó que “la información que publica la Sociedad de Anestesiología está lejos de ser verdad, dado que no se han recortado los honorarios de los profesionales” y agregó que “aunque se cuenta con un presupuesto igual al del año anterior, el IOMA ha realizado un esfuerzo inmenso para ofrecer un aumento del 10 %, retroactivo al mes de mayo –condición que fue impuesta por la entidad, bajo amenaza de corte servicios-, uno puede comprender que esto no cubra las expectativas, pero también hay que valorar que no tuvimos incremento en nuestro presupuesto”, explicó el médico Garrido.

Asimismo, Garrido calificó como incomprensible la actitud de la Sociedad de Anestesiología, dado que “estas mismas conversaciones las estamos llevando a cabo con otras entidades, incluso con otras de la misma especialidad, y venimos avanzando en el diálogo con ellas, tratando de llegar a un acuerdo”.

“Lamentamos el desafortunado anuncio anticipado de cargar sobre el bolsillo de las afiliadas y los afiliados de IOMA las prestaciones de anestesiología- expresó el funcionario- esta solicitada tiene características amenazantes para aquellas personas que requieren los servicios profesionales de estos prestadores y por su salud atraviesan una situación angustiante, a la que ahora deben agregar la incertidumbre propia del desconocimiento de la cobertura del servicio que necesitan”.

En esta línea, el vocal del Directorio destacó que “toda la sociedad argentina está haciendo un esfuerzo enorme y en nuestro caso el desafío pasa por seguir trabajando en conjunto y no podemos prometer algo que sabemos que no podemos cumplir, debemos ser responsables con eso”.

Garrido, en nombre del Directorio de la obra social ratificó que el IOMA se encuentra abierto al diálogo, como lo estuvo siempre y llamó a la Sociedad de Anestesiología a que reflexionen y se retracten, reconociendo que lanzaron un comunicado que falta a la verdad y se abran ellos también a continuar negociando, en nombre del buen vínculo que mantienen ambas instituciones desde 1999, logrando una atención de calidad y seguridad, poniendo en  el paciente nuestro foco de atención, tal como la Sociedad lo expresa en su solicitada.