La Provincia busca facilitar la donación de plasma


El Ministerio de Salud, a cargo de Daniel Gollán, informó que continúan sumando herramientas,  a través de la Unidad Operativa de Plasma, en la búsqueda de la obtención de plasma convaleciente.

Dicha Unidad Operativa está conformada por cuatro direcciones provinciales del Ministerio de Salud bonaerense: Hospitales, Escuela de Gobierno de Salud, Hemoterapia y CUCAIBA.

Para ello, se incorporaron distintas herramientas como la confección de un mapa interactivo y un listado de los más de 100 hospitales donde se realizan las primeras entrevistas médicas y la toma de muestras para determinar los anticuerpos de los recuperados, además del trabajo conjunto que se lleva adelante con los distintos municipios bonaerenses.  El mismo está disponible en el link.

A su vez, se desarrolló un maletín digital con material de difusión para compartir con los distintos actores sociales activos en esta tarea (manual para las organizaciones e instituciones promotoras de la donación, flyers y videos).

Por otra parte, también se articuló con el Ministerio de Comunicación provincial para el desarrollo de una landing exclusiva de donación de plasma que cuenta con la información básica

La Unidad Operativa de Plasma comenzó a funcionar en el mes de mayo cuando empezó a aplicarse el uso del plasma de personas recuperadas de COVID-19 en pacientes que cursan la enfermedad. Desde mayo a la fecha se registraron 1.775 donantes y unos 4.381 pacientes ya fueron transfundidos.

La articulación y el trabajo de las cuatro direcciones provinciales determinaron que fueran 5 puntos estratégicamente seleccionados para realizar las donaciones del plasma en el territorio provincial: La Plata, Mar del Plata, 3 de Febrero, General Rodríguez y Bahía Blanca.

Además, a principios de septiembre la Unidad Operativa de Plasma publicó el primer estudio del país sobre el uso del plasma y actualmente está por realizar una segunda publicación científica sobre el tema.

De este modo, el Instituto de Hemoterapia se encarga de la donación, procesamiento y entrega del plasma; la Dirección Provincial de Hospitales de la articulación de las muestras,  la logística de entrega y el traslado del plasma; la Escuela de Gobierno de Salud está a cargo de los lineamientos protocolares y la visión científica y técnica del uso del plasma; y el CUCAIBA de la recepción telefónica y asesoramiento a los recuperados de COVID y el traslado a los centros de donación de plasma.