La UNLP se involucra en la planificación de políticas sociales en la provincia


El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, se reunió con el titular del ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, con la finalidad de sumar apoyos para el desarrollo de proyectos científicos, tecnológicos y productivos que impulsa la casa de estudios platense.

Concretamente, la agenda giró en torno a las iniciativas científico-productivas con fines sociales que lleva adelante la UNLP, y la posibilidad de incorporarlas al desarrollo de políticas públicas del Estado provincial. Se trata de la Planta de Alimentos Deshidratados, el Centro de Capacitación, Transferencia de Tecnología, Producción y Servicios de la Madera y la Unidad de Desarrollo de Medicamentos de la UNLP.

El titular de la UNLP destacó la importancia del encuentro para “poner a disposición toda la potencialidad de nuestras fábricas sociales y avanzar en la idea de proveer en forma permanente a la Provincia de alimentos, viviendas y medicamentos, en sintonía con las principales demandas de la sociedad”.

Tauber además adelantó que “los equipos técnicos de la cartera de Desarrollo bonaerense comenzarán a articular acciones con los distintos centros de producción para cumplimentar todos los requisitos de orden técnico – administrativo y concretar la firma de convenios específicos que nos habilitará a proveer de estos insumos en forma permanente”.

“Trabajamos por un modelo de universidad con compromiso social, tenemos una agenda académica y científica que converge y va en la misma dirección de las demandas y necesidades que tienen hoy los sectores más postergados de nuestra comunidad”, recordó el presidente de la UNLP. Y agregó: “ahora estamos articulando con los organismos del Estado para que nuestras fábricas se conviertan en una verdadera herramienta de política pública en materia social”.

La Planta PAIS (acrónimo de Planta de Alimentos para la Integración Social) produce hasta 150 mil raciones diarias de diferentes variedades de guisos deshidratados para ponerlos a disposición de familias de sectores vulnerables y otros organismos, en el marco de los diferentes programas oficiales de asistencia social.

De esta manera, la UNLP produce alimentos deshidratados para llevar a la mesa de miles de familias argentinas en forma de guisos de alta calidad nutricional.

La iniciativa contribuye a disminuir la inseguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de quienes hoy se encuentran excluidos o postergados; con esta iniciativa nuestra Universidad pone su conocimiento científico-tecnológico en articulación con los productores de la región para la producción social de alimentos de calidad y bajo costo, que se traduce en un aporte sustancial al diseño de políticas públicas para luchar contra el hambre en Argentina”, dijo Tauber.

Durante el encuentro también se abordó el trabajo comprometido que lleva adelante el Centro de Capacitación, Transferencia de Tecnología, Producción y Servicios de la Madera en sus diferentes líneas de producción y la Unidad de Desarrollo de Medicamentos de la UNLP.

El Centro produce hoy muebles de todo tipo; la denominada “Solución Habitacional de Emergencia”, un módulo ideado y construido como un aporte para construir viviendas dignas para quienes no tienen techo. También cuenta con capacidad para producir casas de estilo canadiense aptas para su incorporación a las líneas del Plan Procrear.

La UDM desarrolla la formulación de distintos medicamentos y de esta forma “la UNLP puede tener un rol protagónico en el diseño e implementación de las políticas sanitarias de la provincia”, señaló el titular de la UNLP.

El ministro Larroque destacó la importancia de los proyectos que impulsa la UNLP y dejó en claro su compromiso de trabajo conjunto con las diferentes áreas. Además, adelantó que programará una visita para recorrer las fábricas sociales junto a las autoridades de la UNLP.