Moreno se suma al pedido de justicia por Úrsula Bahillo


La Intendenta de Moreno, Mariel Fernández, se reunió con Promotoras Territoriales contra la violencia de géneros que participan del Programa Micaela García en el marco del pedido de justicia, que se replicó en todo el país, por el femicidio de Úrsula Bahillo.

Estuvieron presentes en la reunión junto a la Jefa Comunal: Mónica, mamá de Anabella Olmos; Claudia, mamá de Camila Tarocco y Daiana, mamá de Ludmila Pretti, todas mujeres víctimas de femicidio en Moreno.

En tal sentido, la Secretaria de Géneros, Mujeres y Diversidades, Lis Díaz, expresó: “Hoy es un día de movilización nacional desde donde todos los puntos del país estamos pidiendo justicia por Úrsula, y también solicitamos una reforma judicial feminista. Adherimos a este reclamo porque entendemos que entre todas las instituciones tenemos que hacer una gran transformación para erradicar la violencia.”, y agregó: “Desde Moreno reafirmamos el compromiso de una gestión que piensa en clave feminista haciendo los esfuerzos necesarios para construir un Moreno sin violencias”.

Luego del análisis de todos las presentes, en el que además participaron mujeres de diferentes centros comunitarios y organizaciones sociales, se conversó sobre el abordaje, los trabajos de primera escucha y los espacios que brinda el municipio para enfrentar este flagelo social.

Finalizada la reunión la Secretaría de Géneros, Mujeres y Diversidad emitió un comunicado que reproducimos aquí para conocimiento de todas las vecinas y vecinos de Moreno:

POR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA PARA TODES

En el marco del pedido de justicia por Úrsula, nos encontramos con Promotoras Territoriales contra la violencia de géneros que participan del Programa Micaela García. Además, estuvieron presentes Mónica, mamá de Anabella Olmos, Claudia, mamá de Camila Tarocco, y Daiana, mamá de Ludmila Pretti, todas mujeres víctimas de femicidio en Moreno.

Conversamos sobre las inquietudes de las Promotoras ante las diferentes problemáticas con las que se encuentran en los barrios y la importancia de una reforma del poder judicial con perspectiva de géneros para que ninguna mujer más sea víctima de la justicia machista y patriarcal. A continuación, compartimos algunas reflexiones de la reunión de hoy:

El femicidio de Úrsula Bahillo, como tantos otros, se podría haber evitado; había denuncias previas, pedidos de ayuda y reclamos. La fiscalía que tomó el caso de Úrsula tenía todos los indicadores de riesgo y peligrosidad, sin embargo sólo otorgó una medida perimetral. El femicidio de Úrsula visibiliza una vez más la falta de perspectiva de género en el Poder Judicial y en las fuerzas de seguridad al abordar situaciones de violencia machista y prevenir los femicidios y travesticidios.

Desde el Estado tenemos la responsabilidad de trabajar incansablemente para terminar con este flagelo que hoy se lleva la vida de miles de mujeres, lesbianas, travestis y trans. Debemos profundizar en el largo camino de transformación social que implica terminar de forma estructural con la violencia por motivos de género. Para eso necesitamos no sólo fortalecer las políticas del Ministerio Nacional y Provincial de las Mujeres, Géneros y Diversidad, sino que también avanzar en profundos cambios en las instituciones, principalmente en aquellas que deben estar presentes garantizando los derechos de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries.

No hay NI UNA MENOS sin una urgente reforma judicial feminista que pueda transformar las lógicas de un poder que reproduce la violencia y la perpetua en lugar de combatirla; no hay ni una menos sin una transformación estructural y democratización de las fuerzas deseguridad. Necesitamos una justicia a favor de nuestro pueblo, con perspectiva de género y con la responsabilidad de entender que el abordaje y erradicación de la violencia machista es una prioridad de nuestra sociedad que ya no puede esperar más.

Desde el Municipio de Moreno asumimos la responsabilidad de seguir trabajando en conjunto con la comunidad organizada y con las organizaciones sociales, comunitarias y políticas que construyen en el territorio, fortaleciendo las redes feministas y territoriales para que el Estado llegue a cada uno de los barrios de Moreno. Comunidad, prioridad y compromiso para construir un Moreno sin violencias.

Nos queremos vivas y libres!

#NOESTASSOLA