Retoman la construcción del retén hídrico en Los Hornos


Tras el desalojo, la Municipalidad de La Plata retomó la obra del retén hídrico de 137 y 72, en la localidad de Los Hornos, un reservorio que funcionará de manera permanente como parque recreativo y, cuando las condiciones climáticas lo requieran, como retardador de crecidas. 

Según se informó, actualmente el Municipio lleva adelante tareas de excavación para generar un gran cuenco que permitirá recuperar la capacidad absorbente del suelo. El mismo tendrá la posibilidad de almacenar 72.000 m3 de agua de lluvia, el equivalente a 30 piletas olímpicas de natación; y podrá vaciarse lentamente para atenuar las crecidas del Arroyo Regimiento.

Al respecto, el Secretario de Obras y Servicios Públicos de la Comuna, Luis Barbier, precisó: “El lugar era una depresión natural que fue rellenada y elevada tres metros, afectando el valle de inundación natural”.

“Este retén hídrico, no sólo va a recuperar esos terrenos que habían sido rellenados, atenuar inundaciones y retener agua de lluvia cuando sea necesario, si no que permitirá crear un espacio verde para el barrio”, agregó el funcionario municipal.

Cabe destacar que la obra se desarrolla en la zona comprendida entre las arterias 137 y 139 desde 70 hasta 72, y forma parte de las acciones que la Municipalidad lleva adelante para mitigar el impacto del agua de lluvia en los barrios, sumándose a los reservorios existentes en calle 8 y 32 y en avenida 131 y 57.

“El primer objetivo es terminar de extraer los cerca de 70 mil metros cúbicos de suelo para generar el reservorio”, puntualizó el Subsecretario de Obras Públicas e Hidráulica, Luis Carusso, quien anticipó que “la segunda etapa, que está conversada con los vecinos y en la que quieren colaborar, es la forestación del espacio; y la tercera, será la instalación de juegos y mobiliario anti vandálicos y resistentes al agua”.

Con respecto a su función permanente como parque recreativo, el predio será dotado de bicisendas, un skate park, una cancha de fútbol, circuitos aeróbicos, juegos para niños e iluminación sustentable, con el fin de que sea utilizado para el esparcimiento y la realización de actividades físicas.

Cabe recordar que el reservorio se realiza a partir de un convenio urbanístico en el que se llamó a concurso público para propietarios de canteras que querían llevar adelante su recuperación ambiental. En consecuencia, la tierra que se remueva del espacio para generar el terreno hondo del reservorio, se reutilizará en las canteras con fines ecológicos.4