Se levanta la clausura del Hospital Español


El gobierno porteño levantó la clausura  del Hospital Español, luego de la reunión que mantuvieron integrantes del equipo técnico de la Dirección Ejecutiva de PAMI, con Luana Volnovich a la cabeza, autoridades del Hospital Español y de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad de Buenos Aires (AGC).

La reunión tuvo lugar en la sede la AGC, situada en la calle Juan Domingo Perón 2941. Tras el encuentro, las partes acordaron la presentación de un plan de trabajo ante un controlador designado.

La obra social debió activar rápidamente un proceso de derivación masiva a otros prestadores de la ciudad, que se pusieron a disposición para coordinar la recepción de los pacientes. Desde las primeras horas, la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, estuvo en el centro de salud resolviendo junto a sus equipos técnicos la situación de cada persona afiliada que llegó al centro de salud a atenderse.

El Hospital Español atiende a 71 mil personas afiliadas y es el mayor centro de derivación de pacientes COVID de la obra social en la ciudad de Buenos Aires. Solo para hoy había programadas 26 cirugías, 680 turnos, 93 pacientes oncológicos, 8 pacientes para quimioterapia.

Las cirugías con riesgo de vida pautadas se están realizando de acuerdo a los cronogramas establecidos, al igual que el servicio de radioterapia para pacientes oncológicos. Todas las personas afiliadas que acudieron al centro de salud en situaciones de emergencia o riesgo de vida fueron atendidas en tiempo y forma.

Los servicios de ambulancia se encuentran derivados a prestadores alternativos del PAMI en la localidad y al Hospital Milstein, ubicado en La Rioja 951, a donde se derivaron todas las consultas espontáneas por guardia.

Todos los turnos de consultorios externos fueron reprogramados. Las personas afiliadas con turnos en el Español para el día de hoy y subsiguientes serán llamadas a través del servicio de atención telefónica PAMI Escucha para pautar una nueva cita.

A lo largo de todo el día, las autoridades de PAMI se comprometieron con acciones que garantizaron la atención médica de todas sus personas afiliadas, ya que ninguna clausura puede estar por encima del derecho a la vida y a la salud.