Sin acuerdo paritario los trabajadores de la sanidad privada vuelven al paro


La medida  (jueves 1 ° y viernes 2° de julio) resentirá durante cuatro horas por turno las atenciones programadas en clínicas, sanatorios, hospitales de comunidad, servicios de emergencia, centros de diagnóstico, laboratorios de análisis clínicos, geriátricos e institutos psiquiátricos. Tendrá impacto en el sistema sanitario de la región y forma parte de un plan de lucha se inició hoy con  asambleas informativas en los establecimientos privados que continuarán mañana y el  miércoles 30, o sea que en esta semana serán cinco días de reclamos.

“Es urgente que escuchen a los trabajadores de la salud que vienen atendiendo con extremado esfuerzo la salud de la población en medio de una pandemia, con salarios que no se ajustan al trabajo que realizan y al costo de vida actual”, explicó el Tesorero de la FATSA y secretario General de ATSA-La Plata, Pedro Borgini.

El plan de lucha fue resuelto luego de un frustrado acuerdo en la mejora de salarios del sector. A fines de marzo de este año, los trabajadores  de la sanidad privada avanzaron con idéntica modalidad para reclamar actualización salarial en paritarias, en medio del esfuerzo extenuante que realizan para sostener la salud de la población en medio de una pandemia. Luego de las protestas, hubo un impase en las negociaciones, y la semana pasada los empresarios vinculados al sector “volvieron a unirse irresponsablemente y  se negaron  a negociar “denunciaron desde la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad  Argentina (FATSA).

“No toleramos más excusas ni explicaciones. Ninguna razón puede eximir a los empresarios de la obligación de actualizarlos salarios  en momentos de alta inflación como los que estamos viviendo. No vamos a resignar el poder de compra de los salarios de los trabajadores”   explicaron en un comunicado los referentes de la FATSA.

Y agregaron que “la única herramienta para vencer  esa resistencia es la fuerza de la acción” e instaron a los trabajadores de la sanidad a “mantener la unidad, la solidaridad y la fortaleza de la organización sindical para garantizar los resultados esperados”.