Una clase de semiótica a la derecha


Por Rodrigo Romero Bazterrica

¡Qué lío se armó por la declaración de Tolosa Paz! Sí, esa donde dijo que en el peronismo se garchaba mucho… De la que nos hubiésemos salvado si los medios hubiesen armado el mismo lío cuando el expresidente Mauricio Macri dijo que volvíamos al fondo.

Entre nos, la que se armó es inversamente proporcional a la profundidad del debate político en el que estamos sumergidos desde hace un par de años a la fecha.

Volviendo a las frases, hay de todo el arco político y para todos los gustos. Repasemos solo algunas que se dieron en estos días.

La más fresquita de todas la metio Mau, de local en LN+: “Estamos en un país en donde para ganar plata hay que evadir impuestos. Hoy nadie que pague todos los impuestos en la Argentina puede tener un retorno sobre su capital”. Siguiendo con la metáfora del “Primer tiempo” de su libro, si esto no es delito pega en un palo y sale.

Por su parte, el martes a la noche en la entrevista que la exgobernadora bonaerense, hoy orgullosamente capitalina, le brindó a Julio Leiva para Filo. Habló de que no era lo mismo fumarse un porro tranca, relajado en Palermo, que hacerlo en una villa cuaaaaaaaaaal delincuente.

Hay dos realidades muy distintas: una cosa es fumarte un porro en Palermo un sábado a la noche con amigos, relajado, o con tu pareja, o solo, y otra cosa es vivir en la 21-24, en Zabaleta, en la 1-11-14, rodeado de narcos y que te ofrezcan un porro, sin oportunidades, sin ir a la escuela o habiéndola dejado”, Maru dixit.

Hay que dejarlos hablar porque más hablan y más aparece como un fogonazo lo que realmente piensan”, manifestó en diálogo con Radio 10 el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires. Coincido: dejarlos hablar, resaltador en mano para remarcar los pensamientos y comunicarlos.

Sirve también para cuando Euge dice que “ellos no son lo mismo que el Frente de Todos”, y aparece el caso de la legisladora bonaerense Lorena Petrovich teniendo a su empleada doméstica cobrando por senadores de PBA. El caso de la senadora bonaerense de Juntos por el Cambio es muuuuy Vicky Donda. Por lo menos así lo veo yo (emulando al gran Guillermo Nimo).

Volviendo a Tolosa Paz, fue cruzada hasta por Sergio Berni. “Por más garche que haya, el pueblo es infeliz si no hay justicia social”, declaró el actual ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires que, a la vez, fue cruzado por Del Caño: más facho que Berni no hay.

También tiró una magistral Sabrina Frederic, la actual ministra de Seguridad de la Nación: “Suiza es más tranquilo, pero más aburrido”. La cruzó hasta la madre diciéndole que se encargue de la seguridad del país que es un quilombo.

Hasta Horacito cayó en la volteada. El rockstar Javier Milei lo atendió a domicilio: “Zurdo de mierda, te aplasto hasta en sillas de rueda”. Tranca la metáfora del libertario.

Lo lindo de todo esto son los debates 24×7 en los medios, asombrados por el nivel vulgar de nuestros dirigentes políticos.

Parece ser que a los medios les gusta más cuando los candidatos hablan en modo RAE activado y dicen el “costo laboral de las empresas”, en vez de decir que hay que “eliminar las obras sociales, la jubilación e indemnización y precarizar las condiciones laborales”. O cuando se habla de bajar el déficit, en vez de decir que “los policías, los médicos, los docentes, los empleados públicos tienen que ganar aún menos”. O cuando Gustavo Valdés, o Alfredo Cornejo hablan de “triunfo histórico” o de que hay “un cambio de época” en las elecciones de Corrientes… pero omiten decir que hace 20 años es gobernada por la misma fuerza política (U.C.R.).

En fin, la doble vara argentina… A veces, a la gente y a los medios les apasionan los eufemismos y a veces se pasan de literales.

Párrafo aparte para las y los políticos 2.0: se enamoraron del clickbait, de los 140 caracteres, del título. Quizás el país estaría necesitando que se vuelvan a enamorar de la política que le resolvía los problemas a la gente.

(De cómo financian sus campañas de publicidad en las redes sociales, lo hablamos en otro envío).

Bonustrack
Lo difícil que es aceptar el paso del tiempo para algunas personas. Veo el caso de Tinelli y aún no puedo creer cómo no se da cuenta de que la sociedad ya le picó el boleto. En la semana debutó en su canal de Twitch e hizo un streaming por primera vez…

Fue una carnicería.