Vigilia y señalización a 28 años de la desaparición de Miguel Bru


La Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires participó de la vigilia que se realizó en homenaje a Miguel Bru al cumplirse 28 años de su desaparición. Además se señalizó la Comisaría Novena en el marco del Plan de Señalizaciones contra la Violencia Institucional.

La actividad fue organizada por la Asociación Miguel Bru en articulación con la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Como todos los años, se desarrolló en las inmediaciones de la Comisaría Novena de La Plata, ubicada en la intersección de las calles 5 y 59 de la ciudad de La Plata, donde Miguel fue secuestrado, torturado y desaparecido por la policía bonaerense el 17 de agosto de 1993.

Además, se realizó la señalización de dicha comisaría en homenaje a Miguel y en el marco del Plan de Señalizaciones contra la Violencia Institucional, cuyo objetivo es reafirmar los postulados de Memoria, Verdad y Justicia como pilares fundamentales para la prevención y erradicación de hechos de violencia institucional.

Miguel Bru desapareció luego de efectuar una denuncia contra efectivos policiales por un allanamiento ilegal en su casa, por lo que comenzó a ser amenazarlo y hostigado para que retirara esa acusación. En 1999, en un juicio oral y público, fueron condenados a prisión perpetua el ex subcomisario Walter Abrigo, quien murió en la cárcel, y el sargento Justo López, por el homicidio y desaparición; mientras que el ex comisario Domingo Ojeda y el ex oficial Ramón Ceressetto fueron sentenciados por encubrimiento. Cabe destacar que el gobierno de la provincia de Buenos Aires continúa ofreciendo una recompensa de hasta un $1.500.00 a quien aporte un dato que permita encontrar su cuerpo.

En el acto, Rosa Schonfeld de Bru, la mamá de Miguel, señaló que “la Justicia tiene que cambiar y la policía también. Hoy todo lo que puedo decir es que queremos saber dónde está Miguel”. “Quiero abrazar a cada una de las madres y compañeras de lucha que están presentes y a cada uno de ustedes, mi agradecimiento va a ser eterno”, concluyó.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Facundo Moreno, subrayó que “la mejor manera de reivindicar y homenajear a Rosa y a Miguel, tiene que ver con empezar a trabajar seriamente en políticas publicas contra la violencia institucional. Sabemos que es una problemática que nos atraviesa como sociedad desde el año 1983 a la fecha”. “Tenemos la fuerza que tienen estas madres y los familiares de víctimas de violencia institucional, tenemos las decisiones del gobierno provincial y nacional, pero tenemos una Justicia que, por ejemplo, en la Provincia todavía no creo las fiscalías especializadas para erradicar esta problemática”, agregó.

En relación al Plan de Señalizaciones contra la Violencia Institucional, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, remarcó que “la mejor manera de erradicar la violencia institucional es visibilizándola”. “El cartel que descubrimos dice ‘Argentina  unida contra la Violencia Institucional’, y eso significa que ningún individuo solo va a poder llevar adelante esa realidad que soñamos, que es erradicar esta problemática de la democracia”, concluyó.

De la jornada también participaron Florencia Saintout, diputada provincial y directora ejecutiva del Consejo Provincial de Coordinación con el Sistema Universitario y Científico; Leonardo Fosatti, integrante de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo; Andrea Varela, decana de la Facultad de Periodismo de la UNLP; Octavio Miloni, secretario general de ADULP y miembro de CONADU; Jorge Jaunarena, integrante de la Asociación Miguel Bru; Sofía Di Benedetto, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Periodismo; y María Reigada, senadora provincial y secretaria de Derechos Humanos de la CTA de los Trabajadores.

También estuvieron presentes integrantes del colectivo Madres en Lucha; funcionarios nacionales, provinciales y municipales; legisladores y legisladores, precandidatos y precandidatas; autoridades universitarias y gremiales; y organizaciones de DDHH y estudiantiles.