¡Welcome –por fin- primavera y que el barbijo no nos nuble las lecturas!


Por Paloma Sánchez

¡Bienvenidx a #PuntoSeguido! El newsletter de literatura de Post Político donde vas a encontrar recomendaciones de lecturas + una poesía collage. Tomate un recreo que, al fin y al cabo, es el néctar de los días.

¿Hay algo mejor que leer mientras esperamos el fin o, en otros casos, un nuevo comienzo o, en todo caso, esperamos?

ARTE ARTE ARTE para salvarnos. Para viralizar el derecho al placer. Y compartiendo se disfruta más. Podes ayudar, reenviando este mail, compartiéndolo vía whatsapp o invitando a suscribirse.

El news presentación viene con la reseña de dos autoras (¡ya leímos a tantos hombres!), una cerquita, contemporánea, de la ciudad de las diagonales, y otra argentina, más lejana en el tiempo pero tan vigente que arde. Las dos trabajan las ausencias y lo cotidiano desde lugares muy disímiles.

JOYITA PLATENSE
Narrativa argentina

Madgalufi tiene enigmas desde la tapa. Gris elefante, apenas puede adivinarse el nombre de la obra cuando movemos la tapa para ver a contraluz un cuadrado satinado en el centro. No hay autora allí, recién la ubicamos en el lomo: Verónica Sánchez Viamonte (La Plata, 1974).
En el interior, el recorte de un cuadrado en una página señala una ausencia. La edición de EME cuenta además con imágenes en blanco y negro y una amorosa contratapa de Esteban López Brusa –la obra fue escrita varios años antes de su publicación en el taller literario que coordina el escritor platense-.
Magdalufi nos invita a acompañar pasajes de la cotidianeidad de una niña, luego joven, mujer madre criada por sus abuelxs a raíz de la desaparición de sus mapadres por la última dictadura cívico-militar.
Con entradas cortas y compactas de sentido, sin orden cronológico pero hilvanadas con la armonía de lo vivido, Magdalufi es una trinchera de la ternura.
Desde experiencias hogareñas, la autora nos hace parte emotiva de los interrogantes, la incertidumbre y del juego como puente, como el arma más poderosa para sobreponerse al horror. Horror que se presenta sin golpes bajos; parte al medio, sí, pero desde una voz que recoge lo sutil y cuenta jugando, como quien ya dio una vuelta, cuenta sin exigir nada a cambio y lo da todo, como lo hacen lxs abuelxs.

“Un rato antes de meternos en la choza debajo de la mesa nos habíamos pintado la cara con corcho quemado. Elsa lo pinchó con un palito de brochette y lo puso sobre la llama de la hornalla. Mi primo, Celi y yo nos dibujamos rayas en los cachetes; mi abuelo, como era el cacique, debía de tener toda la cara de negro salvo alrededor de los ojos.”

Magdalufi
Verónica Sánchez Viamonte
Editorial EME
149 pag.

LA ONE
Poesía argentina

¿Todavía no leíste a Alejandra Pizarnik? Seguro que sí…algo sí. Vale la pena recorrerla toda (¡y vaya si hay pena en sus versos! Una sombra adictiva). ¿Y si te digo que toda su obra poética está disponible en un solo tomo?

En julio de este año pandémico Penguin Random House volvió a editar con el sello Lumen su poesía completa y ya llegó a las librerías. Dato a tener en cuenta: precio razonable, en tiempos donde los costos de los libros se fueron por las nubes. Una buena adquisición posible.
El mismo sello también publicó en 2013 sus Diarios y, en 2016, la Prosa completa de la autora.

Pizarnik (Buenos Aires, 1936-1972) es una poeta rupturista, oscura y única. Para muestra, un poemón:

SALVACIÓN
Se fuga la isla
Y la muchacha vuelve a escalar el viento
Y a descubrir la muerte del pájaro profeta
Ahora
es el fuego sometido
Ahora
es la carne
      la hoja
      la piedra
perdidos en la fuente del tormento
como el navegante en el horror de la civilización
que purifica la caída de la noche
Ahora
la muchacha halla la máscara del infinito
y rompe el muro de la poesía.

Alejandra Pizarnik- Poesía completa
Editorial Lumen
470 pag.

Para finalizar te dejo un regalito que va a ir variando con el correr de los envíos (podes encontrar más en mi Instagram):

Y te invitamos a:

-Si queres enviar sugerencias, novedades y salutaciones para esta sección podes hacerlo a: puntoseguido@postpolitico.com.ar

-Si sabés de alguien a quien pueda interesarle recibir en su correo #PuntoSeguido, compartí el siguiente enlace de suscripción.