Brecha digital, cuando se tocan lo urgente y lo importante


Por Jerónimo Guerrero Iraola

El futuro llegó hace rato. Imaginemos que viajamos en un cohete a 100 mil kilómetros por hora. Miramos por la ventana. No percibimos la velocidad. No hay mojones, ni referencias. Lo mismo sucede con el desarrollo de la cuarta revolución industrial. Los cambios, o deberíamos decir saltos, son tan abruptos que nunca llegamos a acomodarnos del todo en la silla.

Hacemos todo, o casi todo, mediados por pantallas. El espejo negro, metáfora que inspiró la serie distópica (NdR: Black Mirror), recibe y devuelve dimensiones que hacen a nuestra existencia. Identidad, amor, estudio, trabajo, entrenamiento, relaciones sociales, proyectos, emprendimientos, consumos culturales. Todo empieza, se traslada o termina en un dispositivo digital.

La pandemia, que desde hace un año asedia al mundo, vino a acelerar el cohete. La migración a los entornos digitales, que venía siendo compulsiva, se volvió imperativa. No hay bancos, no hay escuelas abiertas, y la oficina se mudó a casa. Incluso, en aquellos casos en que fue necesario gestar políticas públicas de inclusión, las operaciones se generaron, en gran medida, a instancias de páginas Web. ¿Y entonces? ¿Estamos listos y listas?

El acceso a tecnología supone grandes desafíos en términos de promoción y protección de los derechos humanos. Si coincidimos en que se impuso un modelo de ciudadanía digital, no debemos perder de vista los dolores que persisten, que son las libertades que faltan. En primer término, el factor socialización digital. En concreto, la famosa curva de aprendizaje. Si los cambios se generan a velocidad meteórica, y ello no viene acompañado de acciones que tiendan a que las personas aprendan a ser, estar y hacer en los ecosistemas digitales, tenemos que asumir que estaremos dejando afuera a cientos de miles.

Este contenido es pago. Por favor, colabora con el medio y con el autor. Si compras el artículo, no te olvides de revisar la carpeta de no deseados.

Leelo por : $ 29

Queda por leer el 70% del artículo.